Tras conocerse el caso de la TV municipal de Granada el PSOE va a solicitar una comisión de investigación sobre presuntas irregularidades en la gestión de este medio público (TG7), mientras que IU ha pedido explicaciones por el supuesto uso partidista de este servicio público.

PSOE e IU quieren que se investigue
Tanto la secretaria provincial del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, como el coordinador provincial de IU, Manuel Morales, se han referido hoy al hecho de que el PP de Granada pagara supuestamente a su jefa de prensa de campaña de las pasadas elecciones municipales a través de la televisión municipal, según publica hoy periódico digital andalucesdiario.es.

Comisión de investigación
Jimenez ha anunciado que los socialistas solicitarán una comisión de investigación para que, uniendo esfuerzos con otros grupos políticos, se "saque a la luz" la gestión municipal de TG7, donde en las últimas semanas se han producido varios despidos. Por su parte, el coordinador provincial de IU ha dicho que para el PP, "la utilización de lo público como algo de partido es connatural", y ha considerado "radicalmente inaceptable que se use lo público para beneficiar al propio partido".

Para el PP son "barbaridades"
El concejal responsable de la radiotelevisión municipal, Juan Antonio Fuentes (PP), ha desmentido por su parte las "barbaridades y graves acusaciones" respecto a las contrataciones en TG7. El edil ha explicado que los servicios de la responsable de prensa de la campaña de su partido en los últimos comicios autonómicos y locales fueron pagados por el PP, no por ninguna empresa municipal, y ha mostrado una factura.

Querella contra IU
Ha anunciado que se querellará por posibles injurias y calumnias contra el portavoz de IU en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura, por exigir ayer que se aclararan las denuncias de "trabajadores fantasmas" en TG7 denunciados ante la Inspección de Trabajo por los despedidos de la televisión municipal.

Despidos
Fuentes ha señalado a los periodistas que los despidos que afectan a esta televisión están motivados "solo y exclusivamente" por un "ajuste económico" de la empresa y ha dicho que, quien quiera acusarles de delitos, se vaya a los juzgados.

"Trabajadores fantasmas"
Por su parte, un grupo de trabajadores afectados por los despidos ha instado, a través de un comunicado, a la Fiscalía a que inicie de oficio las investigaciones necesarias para aclarar si puede ser "perseguida penalmente" la posible existencia de supuestos "trabajadores fantasmas" pagados con dinero público. En este sentido, han considerado "extremadamente grave y posiblemente delictivo" la posible utilización de fondos públicos para financiar parte de una campaña electoral, y han exigido la dimisión de Fuentes.