La consejera de Presidencia, Mar Moreno, ha querido dejar claro este martes que esta no es la legislatura del fraude de los expedientes de regulación de empleo (ERE), sino la legislatura "contra el fraude de los ERE", en la que el Gobierno andaluz está trabajando desde el minuto uno para destapar, investigar y para que los culpables paguen y "se les caiga el pelo si es posible".

Se denunció la "trama de empresas interpuestas"
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Mar Moreno ha insistido en que la Junta está siendo totalmente activa y combativa contra el fraude de los ERE y ha recordado que el pasado 28 de octubre, el Gobierno andaluz fue el que denunció lo que ha llamado la "trama de empresas interpuestas", en el entorno de El Pedroso (Sevilla), la localidad del exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, al tiempo que el 3 de enero se volvió a pedir en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla la práctica de diligencias y de medidas tutelares.

Una nueva petición de diligencias
Ha agregado que el pasado 13 de enero, al saltar la investigación que se seguía en el Juzgado de Andújar (Jaén) en relación con el conductor de Francisco Javier Guerrero, la Junta ha remitido los expedientes y ha hecho una nueva petición de diligencias y de medidas cautelares. "La Junta está activa y combativa en los tribunales y en el interior de la propia Junta, investigando, destapando y colaborando con la justicia", ha insistido Moreno.

Se combate yendo de cara
Ha señalado que el "buen nombre" del Gobierno de José Antonio Griñán y del conjunto de altos cargos "honestos" que están gestionando diligentemente los fondos públicos andaluces, como mejor se defiende es combatiendo, actuando activamente y yendo de cara contra quienes se hayan aprovechado de un solo recurso público.

"Poniendo patas arriba los expedientes"
De otro lado, Mar Moreno ha indicado que detrás de las ayudas al grupo de Ruiz Mateos, hay un proyecto industrial. El hecho de que la Junta esté investigando una serie de ayudas y "poniendo patas arriba todos los expedientes", según ha apuntado, no significa que todos los recursos de la partida 31L ni muchísimo menos tengan "una finalidad delictiva".

"Pone la mano en el fuego"
 Preguntada sobre si en el caso de los "ERE pone la mano en el fuego" por el exconsejero andaluz Gaspar Zarrías, ha indicado que no tiene la menor duda de que éste ha estado trabajando siempre al servicio de la Junta y "trabajando con mucha intensidad en los asuntos del máximo interés de los andaluces.

Sin la colaboración de la Junta
Ha insistido en que la eficacia de la investigación de la Junta se puede comprobar, ya que se ha aportado una información y una documentación valiosísima al juzgado, que va a acelerar en mucho el tiempo de la instrucción. "Sin esta colaboración activa de la Junta, las diligencias y la instrucción del caso serían muchísimo más lentas", ha apuntado.