Los delegados del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, y de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Daniel Pérez, se han reunido con asociaciones de pacientes afectados por el nuevo copago acordado por el Gobierno central.

Reunión para informar de la posición de la Junta de Andalucía
En la reunión se ha analizado el impacto de estas medidas, que son de obligado cumplimiento a partir del próximo 1 de octubre, y ha servido para informar de la posición de la Junta de Andalucía y recabar las opiniones de las asociaciones de pacientes que más pueden verse afectados. Ruiz Espejo ha trasladado a los afectados la posición de la Junta de Andalucía, que “se muestra contraria a de este tipo de medidas, que penalizan a la ciudadanía y a los colectivos más vulnerables”.

 Piden la rectificación de esta medida
El delegado del Gobierno andaluz ha solicitado al Ministerio la rectificación de esta medida, que en Málaga “va a afectar a un número de ciudadanos que oscila entre los 12.000 y 15.000, y con carácter inmediato, va a repercutir sobre los 4.000 ó 5.000 pacientes que ahora están siendo ya tratados“ con los medicamentos incluidos en el nuevo copago, y ha informado de que “la Junta de Andalucía está analizando la adopción de las medidas que permitan evitar este nuevo copago a los andaluces”.

No cumple con ninguno de los fines del copago
Esta medida no cumple con ninguno de los fines del copago, porque según indica Ruiz Espejo, “ni es disuasorio, al afectar en su mayoría a pacientes crónicos que deben tomar los medicamentos como parte de sus tratamientos, ni es recaudatorio, porque no va a compensar el mayor gasto que supone implantar el nuevo procedimiento  de cobro en hospitales”.

Los pacientes van a preguntar que cuánto les cuesta el tratamiento
Daniel Pérez ha censurado la forma de adoptar esta medida que “la Junta de Andalucía ha conocido directamente a través del BOE” y ha valorado que ahora “los pacientes en vez de preguntar al doctor si su dolencia es grave, le van a preguntar cuánto les cuesta el tratamiento”.

 "No nos vamos a dejar morir en vida"
Las asociaciones de pacientes rechazan la adopción de esta medida que afecta a “tratamientos delicados, que no nos curan, pero nos garantizan calidad de vida”. Y han añadido  que “estamos totalmente en contra porque en un año llevamos distintos copagos que ya han afectado a los enfermos crónicos”. “No nos vamos a dejar morir en vida, necesitamos el apoyo a los más vulnerables que somos nosotros” han concluido.

Asistentes a la reunión
A la reunión han asistido los representantes y responsables de  ALCER, Asociación para la lucha contra las enfermedades renales; AECC, asociación española contra el cáncer; AMARE,  asociación malagueña de artritis reumatoide; ATHEMA, asociación de trasplantados hepáticos del hospital Carlos Haya de Málaga; AMAPYP, asociación malagueña de afectados de polio y pospolio; APAM, asociación de antocoagulados y coronarios; ASAMMA, asociación para la atención a mujeres operadas de cáncer; Asociación Española y Malagueña de Esclerosis Múltiple; Asociación Lupus; y CUDECA, fundación cuidados del cáncer.