Quienes, sin tener información previa, hayan visto este lunes la entrevista en Canal Sur Televisión del número dos de los socialistas andaluces, Juan Cornejo, jamás habrían concluido que las relaciones entre la dirección regional y la dirección federal del partido vienen siendo bastante tensas desde hace mucho tiempo. Tanto Andalucía como el resto de organizaciones territoriales del partido que mantienen profundas discrepancias con Ferraz han plegado velas, optando por dejar hacer al secretario general en sus negociaciones para ser investido presidente. Desde que el Rey le encargó la formación de Gobierno, no ha salido ni un solo reproche de la boca de los dirigentes regionales del partido hacia Pedro Sánchez. Es tiempo de silencio. Lo que tenían que decir, recuerdan, y ya dijeron en las dos (tensas) reuniones del Comité Federal en el último mes y medio. UN MAGNÍFICO CANDIDATO En esas declaraciones a Canal Sur Televisión, recogidas por Europa Press, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha señalado que ve a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, apuntando que es "un magnífico candidato" y sería un "grandísimo presidente" en un momento en que este país necesita profundos cambios, reformas y mejoras tras la legislatura del PP. Por eso, ha argumentado, es "lógico" que Pedro Sánchez proponga una reunión al presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy. Ha recordado que Sánchez ya dijo que iba a dialogar con todas las formaciones políticas, también con el PP, a pesar de la "espantada" de Rajoy y de no querer "asumir su responsabilidad". Cornejo ha insistido en que con el PP tiene que haber diálogo y acercamiento en temas de estado y fundamentales para el país, como la reforma constitucional o el problema del terrorismo. No obstante, ha reconocido que la aritmética es muy complicada y Pedro Sánchez está intentando con el diálogo con todas las fuerzas hacer posible un gobierno de cambio. Ha recordado que la resolución del Comité Federal del PSOE celebrado tras las elecciones dejaba sentadas las bases de esta negociación, que pasaban por no apoyar ni favorecer un gobierno del PP y por no alcanzar acuerdos con partidos separatistas que plantean romper con la unidad de España. LA GRAN DUDA En cuanto a un posible acuerdo del PSOE con Podemos, ha señalado que no ve un gobierno de coalición con esa fuerza, porque no sería posible la convivencia con determinadas situaciones que vamos a vivir en el futuro. En su opinión, "la gran duda" es si Podemos realmente quiere llegar a un acuerdo con el PSOE y que haya un gobierno socialista. No obstante, Cornejo ha considerado que sí se puede llegar a acuerdos con Podemos en políticas sociales o de empleo. "Otra cosa es que realmente quieran que se produzca ese acuerdo y quieran facilitar un gobierno del PSOE", ha señalado Juan Cornejo, quien ha considerado que el hecho de que Podemos quiera "vetar" a Ciudadanos en las negociaciones es no querer "posibilitar el gran acuerdo que necesita este país". Ha indicado que no puede entender que Podemos no vea bien que el PSOE se siente con Ciudadanos y que sí lo hiciera con el PNV, cuando ambas fuerzas "ideológicamente son lo mismo, de derechas". Para Juan Cornejo, la experiencia del acuerdo de investidura que PSOE-A y Ciudadanos alcanzaron en Andalucía podría servir a nivel nacional "siempre que miremos en lo que coincidimos y aparquemos aspectos en los que no nos pongamos de acuerdo". Respecto a si ese acuerdo en Andalucía podría verse afectado por las negociaciones a nivel nacional, ha señalado que eso es más un deseo de los grupos de la oposición que una realidad. Ha recalcado que las  relaciones entre ambos partidos son "de cordialidad", fluidas y se están cumpliendo los acuerdos alcanzados. ESTRATEGIA DE DESGASTE Cornejo ha insistido en que las formas que está demostrando Podemos son de quien no cree que pueda haber un acuerdo y no trabaja por él, al tiempo que le ha reprochado sus "ataques" a la dirección y estructuras del PSOE, en un intento de dividir el partido. Ha agregado que Podemos está mas en la "estrategia de desgaste, de enfrentamiento" y búsqueda de los votos del PSOE, y solo quiere ocupar su espacio político. Preguntado sobre si Susana Díaz podría marcharse a Madrid, ha garantizado que ella está "centrada" como presidenta de la Junta, pensando y trabajando por esta tierra, mientras que ha añadido que, sin duda, su voz es importante y lo será siempre dentro del partido. Respecto al hecho de que en la comisión negociadora del PSOE no haya ningún andaluz, Cornejo ha restado importancia a ese hecho y ha indicado que Pedro Sánchez siempre va a tener detrás a las estructuras del partido apoyando.