Tras una reunión de tres horas y media, el Tribunal de Conflictos Jurisdiccionales -integrado por el presidente del Supremo, Carlos Dívar, dos magistrados y tres consejeros de Estado- ha decidido proseguir mañana con la deliberación para decidir si esas actas son secretas o no, que es el fondo del enfrentamiento jurisdiccional que mantienen la juez instructora y la Junta de Andalucía.

Nueva reunión
Por tanto, mañana a primera hora volverá a reunirse el Tribunal de Conflictos para estudiar este asunto, han informado hoy fuentes del Alto Tribunal, que han añadido que desconocen si habrá finalmente una resolución.

Elevado al Supremo
El pasado 8 de julio, la juez Mercedes Alaya, titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, elevó al Supremo este conflicto de jurisdicción, como le solicitaba el Gobierno andaluz desde marzo.

"Mantener la jurisdicción"
En ese mismo auto acordaba, no obstante, "mantener la jurisdicción" de su juzgado e insistía en "requerir" a la Junta "el cumplimiento de la prueba ordenada" al defender su competencia para acceder a todas esas actas.