El coordinador de la federación de izquierdas, Diego Valderas, ha subrayado que este referéndum ha sido "una decisión política y estratégica de hondo calado" y ha confesado que con esta consulta ha vivido "uno de los momentos de mayor orgullo" de sus 32 años de militante de izquierdas.

Cuatrocientas asambleas locales
Los aproximadamente seis mil militantes de IULV-CA -la mitad de ellos afiliados al PCA- fueron convocados el martes por la tarde a votar en un referéndum vinculante en las cuatrocientas asambleas locales de esta formación de izquierdas la propuesta de la dirección de formar un gobierno de coalición con el PSOE para la nueva legislatura andaluza.

Menos de trece consejerías
Ahora que parece que IU tendrá defintivamente mando en plaza, habrá que ver en qué se concreta. Todo apunta a que el organigrama de la Junta se contraerá aún más por la crisis y quedará por debajo de las trece consejerías actuales. La estructura podría quedar en unos diez departamentos, e IU podría optar a tres y una vicepresidencia. La cifra estaría ajustada a la realidad, ya que en 1994, el PSOE ofreció hasta cinco consejerías a IU para evitar que se quedara en la oposición con el PP, dando lugar a lo que se conoció como el bienio de la pinza, y que acabó en 1996 con unas elecciones anticipadas.

En dos o tres días
El margen de negociación es escaso, ya que sólo queda una semana para el debate de investidura, pero la coalición que dirige Diego Valderas no cree que sean necesarios más de dos o tres días para que se configure cómo quedará la nueva Junta de Andalucía. Entre las opciones que se barajan, que estén bajo su dominio áreas estratégicas para la creación de empleo como Turismo y Comercio, Agricultura y Medio Ambiente.