Crsitóbal Toral, afamado pintor malagueño (Antequera) aunque nacido en Cádiz, ha sido el primer artista en acometer una obra pictórica sobre Juan Carlos I tras su abdicación. Y lo ha hecho con polémica.

En un contenedor
En este primer cuadro del monarca se le puede ver en dos fotografías enmarcadas "arrojadas" a un contenedor rodeado de escombros, elementos de escombros y mobiliario deteriorado e inservible. Para Toral se trata de un reflejo de la realidad. además el pintor malagueño ha subrayado que piensa  que al rey le habrá sentado mal. Eso es lo que el pintor piensa, otra distinta será que a buen seguro no habrá sido muy del agrado del monarca verse en esa situación aunque solo se trate de una alegoría plástica y artística.

"Objetos inservibles"
Según informaba "La Sexta TV" el rey Juan Carlos es uno más en el contenedor donde sus dos retratos aparecen medio enterrados, sucios e inclinados. Alrededor sólo tiene basura y objetos inservibles como televisores, mesillas de noche y escombros. Su autor, Cristóbal Toral, reconoce que su obra ‘La abdicación del rey’ puede traer polémica, pero se justifica: “Las cosas cuando hacen su servicio y son viejos, como un sillón o un televisor, terminan en un contenedor. Al rey le pasa exactamente igual”.

El autor es republicano aunque le "dio pena"
La idea del contenedor ya la tenía y aprovechó la abdicación para introducir el retrato, que es elemento clave de su obra. “Digamos que la abdicación del rey me ha completado la obra”, afirma. Y aunque es republicano, no pudo evitar cierta pena al completarla: “Me ha dado cierta tristeza coger la foto y meterla en un contenedor”, reconoce Toral.

El Rey tiene una acuarela de Toral
De momento nadie se ha quejado pero él es consciente de que el tema puede traer polémica. Eso sí, cree que don Juan Carlos, que además tiene una acuarela suya, no se va a enfadar. “Estoy seguro que mi obra la va a mantener porque el rey es una persona con altura de miras”, asegura.

Valla de Melilla
Toral, pintor con conciencia social, si presume de otra obra.  Se trata de otra obra que se puede ver en la exposición y que está inspirada en la valla de Melilla. Sobres este cuadro el malagueño ha afirmado que le ha impactado especialmente por la dureza, la famosa concertina. De la crueldad de las concertinas da muestra el hecho de que el artista ha reconocido que él mismo se he cortado "haciendo esta valla”