Lo que tanto había reclamado Podemos ya lo tiene en sus manos. El PSOE-A ha remitido este jueves el documento que la formación liderada por Teresa Rodríguez en Andalucía le había reclamado como respuesta a las condiciones planteadas para facilitar la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía. Según han indicado a Europa Press fuentes de las dos formaciones, el documento ha sido remitido en la mañana de este jueves por parte de los socialistas y ha sido recibido de manera correcta por los representantes de Podemos en la negociación, que van a proceder a estudiarlo.

Previamente, el secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, había asegurado que su formación podría volver a reunirse con el PSOE-A este fin de semana para retomar las negociaciones, en el caso de que recibieran por parte del PSOE un documento de respuesta a sus condiciones, y este sea lo suficientemente "razonable" como para "sentarse a hablar".

En declaraciones a Europa Press, Pascual ha explicado que durante la última reunión mantenida entre los dos partidos, el PSOE se comprometió a remitir a Podemos un documento sobre la viabilidad de las medidas que Rodríguez puso sobre la mesa como condición para permitir la investidura de Díaz, que obtuvo 47 diputados en las elecciones del 24 de marzo, y se quedó 8 escaños de la mayoría absoluta.

De las tres condiciones fijadas por Podemos, el partido de Pablo Iglesias considera que la primera de ellas, que consistía en la renuncia de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán a sus escaños en el Congreso y el Senado, ya está "cubierta". "Parece que aunque se hayan ido con la boca chica está cumplida", ha afirmado Pascual.

Podemos pidió además, por un lado, que la Junta no contrate con entidades bancarias que ejecutan desahucios sin alternativa habitacional, y por otro, la reducción de altos cargos para contratar más personal sanitario o educativo --la condición que Podemos ve "más lejos" de ser aceptada--. Es sobre estas dos propuestas sobre las que la 'formación morada' espera una valoración de los socialistas, que llegaría a través del citado documento.