Susana Díaz interviene en la sesión de control al Ejecutivo en el Parlamento andaluz. Foto Junta de Andalucia Susana Díaz interviene en la sesión de control al Ejecutivo en el Parlamento andaluz. Foto Junta de Andalucia



No hay encuesta buena para el Partido Popular en Andalucía. ELPLURAL.COM informaba recientemente de cómo el PP andaluz, al igual que el PSOE, manejaban encuestas internas que delataban que las grandes ciudades y las ocho capitales andaluzas, hoy regidas por alcaldes conservadores e importante parcela de su único poder territorial, corrían en peligro de ser arrasadas electoralmente por un tornado antiPP y provocar una hecatombe política sin precedentes en la formación liderada por un Moreno Bonilla que sigue sin despegar.

Los socialistas recuperan la hegemonía
A esas malos augurios pronosticados hay que añadir los que se desprenden del Barómetro del Grupo Joly publicado en todas sus cabeceras provinciales este domingo. Este fiable sondeo revela que los socialistas andaluces recuperarían la hegemonía y ser la fuerza más votada con casi un 31 por ciento de los votos. Por detrás y cediendo primer puesto que por primera vez logró Arenas en los últimos comicios regionales se situaría el PP a seis puntos del PSOE con un 24,9 por ciento de los votos. Ello supone 15 puntos menos que las últimas elecciones autonómicas.

IU resiste y crece punto y medio
El socio de coalición actual de Susana Díaz, Izquierda Unida, no solo resiste el temporal con un 12,8% de los apoyos, sino que incrementaría en un punto y medio los últimos resultados obtenidos. Con ese resultado la formación que dirige aun Cayo Lara podría volver a ser decisiva en un futuro gobierno de la Junta

Podemos no se consolida como alternativa de gobierno
El mismo barómetro aporta un dato muy importante sobre el fenómeno Podemos. Se trata de que la formación de Pablo Iglesias que en todos los sondeos y encuestas realizadas hasta el momento a nivel nacional se erige como una de las posibles alternativas de gobierno con resultados en torno al 25 por ciento, en Andalucía solo obtendría según el estudio un 17,4 por ciento, cantidad nada despreciable pero lejos de hacerla considerar como una alternativa de gobierno. Queda como tercera fuerza política y aunque le come dos puntos a IU desde el último barómetro publicado por Joly, no logra despegarse mucho de la coalición de izquierdas En todo caso con esos porcentajes Podemos se movería en una horquilla de los 10 a 15 escaños.

No ven en Podemos la solución y lo sitúan en la extrema izquierda
Un dato muy importante a la hora de entender el sondeo es que según este barómetro los andaluces no confían mayoritariamente en las propuestas de Podemos. Algunas sí habrían calado entre la población, pero la mayoría del programa es rechazado por considerarlos poco realista. Podemos no se ve entre los electores como un partido solución, ni siquiera para el asunto de la corrupción, que es uno de los problemas que más preocupa a los andaluces. Aunque Podemos navega en la indefinición política y huye de etiquetas, los andaluces tienen claro que es un partido situado en la extrema izquierda según el estudio.