Momentos de gran tensión ante la salida del hotel de Susana Díaz. En el centro la Vicepresidenta primera de la Diputación, Francisca Caracuel Momentos de gran tensión ante la salida del hotel de Susana Díaz. En el centro la Vicepresidenta primera de la Diputación, Francisca Caracuel



Definitivamente el PP andaluz se ha tirado al monte y ha escogido a la formación de Málaga como avanzadilla de sus posturas extremas. Hoy Málaga vivía una gran fiesta con los actos en conmemoración del X Aniversario del Museo "Picasso". Una pinacoteca símbolo de Andalucía y orgullo de los andaluces que hoy ha sido mancillada por la escalada radical en la que la derecha malagueña se halla. La Presidenta de la Junta se encontraba desde anoche en la ciudad costasoleña  para presidir hoy el acto institucional.



Incidentes, boicot al acto del " Picasso" y una provocación
Los incidentes tienen su antecedente en el hecho de que un grupo importante de alcaldes y dirigentes del PP malagueño se encuentran desde ayer encerrados como medida de de presión para exigir a la Junta el pago de deuda municipal. Este hecho, legítimo pero sin precedentes en la formación conservadora, ha desembocado posteriormente en dos episodios de tensión y con incidentes al intentar cortar el paso a la presidenta de la Junta al salir del hotel camino del Museo y, posteriormente, en una mezcla de intento de "reventar" el acto del Picasso con la reinvindicación callejera, provocar  a los miembros de seguridad exigiendo la entrega forzosa de una carta en ese justo momento.

Encerrona al coche oficial de la presidenta
La primera acción tuvo su plasmación  a la salida en coche de la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, de un céntrico hotel de la capital para asistir a los actos del Museo "Picasso" Málaga. Allí se encontró con un numeroso grupo de dirigentes 'populares' que concentrados en la misma puerta del establecimiento y portando rótulos contra la Junta gritaban en demanda de la deuda obstaculizando la salida del vehículo. Ha sido un momento de alta tensión ya que según informaciones han llegado a zarandear el coche y han obligado al vehículo a hacer distintas maniobras para poder salir de la encerrona. Resulta grotesco e inaudito que minutos antes la Vicepresidenta de la Diputación y concejala del PP en Marbella, Francisca Caracuel, se presentó en el hall del hotel intentando sin éxito que los empleados le dijeran en que habitación se alojaba la presidenta.



Boicot al acto del Museo "Picasso"
Pero no contentos con esta primera acción, en un acto más propio de guerrilla urbana, distintos miembros del PP entre los que se hallaba Francisco Oblaré, vicepresidente cuarto de la Diputación y mano derecha del presidente del PP de Málaga, Francisco Oblaré, se han desplazado a al acto de la pinacoteca y han provocado una situación muy tensa al querer obligar a la presidenta de la Junta a recibir una carta en un momento que no era el indicado. Segú fuentes de ELPLURAL.COM, tal empuje han tenido los dirigentes del PP en este intento que han obligado a que los escoltas de Susana Díaz tuviesen que actuar ante la actitud violenta del vicepresidente de la Diputación. Es de destacar que Oblaré fue uno de los dirigentes que el PP envió la semana pasada a Alhaurín el Grande para jalear al alcalde condenado por corrupción y que ha dejado el cargo temporalmente tras ser suspendido del cargo durante un año por el Supremo.

El PSOE condena "el acoso violento"
El secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, ha condenado "el acoso violento" por parte de cargos del PP a la presidenta de la Junta de Andalucía. De hecho, ha exigido al Partido Popular la aplicación de medidas disciplinarias. Heredia ha denunciado "la deriva radical" de los populares de la provincia, que "han pasado en apenas 24 horas de la supuesta reivindicación política al hostigamiento a la presidenta de todos los andaluces".

Susana Díaz tras el segundo acto de bocot. Al fondo el dirigente del PP malagueño, Francisco Oblaré, forcejeando con miembros de la seguridad de la presidenta de la Junta Susana Díaz tras el segundo acto de boicot. Al fondo el dirigente del PP malagueño, Francisco Oblaré, forcejeando con miembros de la seguridad de la presidenta de la Junta



Rajoy debe de "intervenir" en su partido en Andalucía
El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha criticado el “escrache” y ha instado al líder de los ‘populares’, Mariano Rajoy, a que intervenga porque, a su juicio, su formación en Andalucía “necesita con urgencia un nuevo liderazgo”. “Está alterando profundamente los principios democráticos”, ha advertido. Alonso, diputado por Málaga, ha afirmado que el presidente del Gobierno y del PP “tiene que intervenir y nombrar a la persona que dirija el partido en Andalucía”.”Esta situación de indefinición está llevando al PP a algo que no merecen los andaluces ni tampoco el PP, que es el que gobierna España” pues “no es asumible lo que estamos viviendo en los últimos tiempos en Andalucía”.

El PP andaluz "a la deriva"
Alonso ha dicho que está "triste porque es el primer museo autonómico pagado íntegramente por el Gobierno regional; porque en este acto, extraordinariamente importante, había prensa internacional; porque la familia Picasso no se merecía ningún incidente, y porque Málaga y Andalucía han dado un paso cuantitativo y cualitativo con estos 10 años del Museo Picasso”. “Para el PP, sin liderazgo y a la deriva, todo vale”, ha criticado.

El presidente del Parlamento critica el acoso ala presidenta
El presidente del Parlamento de Andalucía, Manuel Gracia, ha condenado el incidente. En un comunicado, Gracia ha expresado su rechazo "más absoluto a este comportamiento antidemocrático de varios cargos del PP que incluso han zarandeado el coche de la presidenta".

Pedirán explicaciones al Ministro del Interior
El Vicesecretario General del PSOE-A, Mario Jiménez, ha adelantado que pedirán explicaciones al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado a la par que ha considerado que los vicepresidentes del PP en la Diputación de Málaga deben dimitir por estos hechos, que ha tildado de “inexplicables e intolerables”.

Métodos de la "kale borroca"
Jiménez, ha censurado tanto lo ocurrido como que los protagonistas “no han sido militantes de base del PP, sino los más altos dirigentes del PP en la provincia”. Así, a su entender, “han decidido usar métodos de la ‘kale borroca’ para hacer una manifestación violenta, zarandeando el coche de Díaz y provocando una situación que no tiene sentido”. Jiménez cree que se ha producido una circunstancia “muy extraña”, toda vez que los dirigentes del PP conocían el hotel donde se alojaba Díaz, “una información que es reservada por motivos de seguridad”. Así, también pedirán explicaciones por este extremo a la Subdelegación del Gobierno en la provincia.