"Me ha parecido demasiado, no soy consciente realmente. Ni siquiera en los mejores pensamientos y en mi imaginación podía pensar que este final de viaje iba a ser como está siendo", ha asegurado Daniel Guzmán, director de 'A cambio de nada', la triunfadora de la 18 edición del Festival de Málaga. Cine Español que se ha hecho con la Biznaga de Oro a la mejor película y otros tres galardones, entre ellos, el de mejor dirección. "Espero que este sea el inicio de un viaje largo", ha apostillado el hasta ahora actor, que ha admitido estar "volando ahora mismo". La 'ópera prima' de Daniel Guzmán, que también se ha llevado el premio especial de la crítica y la Biznaga de Plata al mejor actor de reparto --para el joven Antonio Bachiller--, es una película con toques autobiográficos en la que un adolescente de 16 años se escapa de casa huyendo de su infierno familiar y de la separación de sus padres. Guzmán, quien ha confesado estar "desbordado", espera que los premios sirvan de empuje a la cinta para crear "inquietud" en el público de cara al estreno en salas, que será el 8 de mayo, y para colocar a la cinta "en el lugar que para mí se merece". Acompañado por Bachiller y por el productor César Rodríguez, el director ha agradecido al Festival de Málaga haberle dado "este momento" a él, a su familia y amigos, y también al equipo de la cinta. Guzmán, que se encontraba en Madrid cuando conoció el fallo del jurado, ha admitido tener "una carga emocional muy fuerte de todos estos años, de todo lo que he perdido y lo que he ganado, y no sé qué me pasa, que no puedo explotar de alegría". En este sentido, ha insistido en que no sabe "cómo voy a gestionar esto, ahora estoy volando, no soy consciente de lo que esto significa, pero voy a intentar llegar cuanto antes a la tierra", ha afirmado. Sobre el filme, ha señalado que es "consciente de que tiene muchas imperfecciones y que cuando pase el tiempo pensaría hacerla de otra manera", pero ha agregado que siempre ha creído que la película "tiene verdad, que es auténtica, tiene algo muy emocional dentro que yo creo que es el sustento". Ha confesado que es "el más crítico" con la película, pero ha insistido en que "tiene algo que le ha llegado a la gente y espero que sea esa autenticidad". "Disfruto y me apasiona tanto contar historias que espero que esto sea el inicio de un viaje largo", ha dicho. Preguntado por su abuela, Antonia Guzmán, quien se ha convertido en actriz en la cinta, el director ha explicado que ha hablado con ella "siete u ocho veces" de camino a Málaga y "todavía no sabe los premios que son". "Mi abuela está en una nube de verdad, si me ha sobrepasado a mi, imaginaos a ella", ha destacado. Guzmán ha asegurado que ha hablado con su familia y amigos "y la emoción, la alegría y la ilusión que tienen no puedo explicar lo grande que me ha parecido, creo que ellos están más felices que yo, y eso me ha parecido mágico". Respecto a su carrera como actor, ha asegurado que quiere seguir interpretando, pero tiene claro que como director "espero no dejar de trabajar". "Si pudiera combinar las dos cosas para mí sería perfecto", ha sostenido.

SU PRÓXIMO GUIÓN

Para su próximo trabajo como director, ha subrayado que va a "huir un poco de las historias mías", pero no se alejará mucho porque el próximo guión "no es autobiográfico, pero es sobre un amigo, o sea, que también lo he vivido". En este punto, ha comentado que, si necesitó unos 10 años para levantar el guion de 'A cambio de nada', en esta ocasión lo ha escrito en tres meses. "Esa catarsis me ha servido para la otra", ha afirmado. Por su parte, un "nervioso" Antonio Bachiller, que ha recibido el galardón al mejor actor de reparto por su papel de Luismi en 'A cambio de nada', ha afirmado estar "muy agradecido". "Es la primera vez que hago algo y me están pasando cosas maravillosas", ha dicho, agradeciendo a Guzmán haber sido "director, profesor y amigo".

NATALIA DE MOLINA, MEJOR ACTRIZ

Otra de las triunfadoras de la presente edición del Festival de Málaga. Cine Español ha sido la película 'Techo y comida', que se ha hecho con el premio del público, además de con la Biznaga de Plata a la Mejor Actriz, que ha ido a parar a Natalia de Molina por su papel en este drama en el que encarna a Rocío, una joven madre soltera que tiene que hacer frente a un desahucio. La actriz ha confesado que ha llorado "muchísimo cuando he visto en 'streaming' la rueda de prensa y he escuchado los aplausos". "Me he emocionado mucho", ha dicho, reconociendo que "la responsabilidad con esta película y con el personaje de Rocío la voy a tener siempre", así como "con toda la gente que está pasando por eso --en referencia a los desahucios--, que es totalmente injusto". De hecho, la actriz ha contado que el día que viajó a Jerez a rodar la película "tenía mucho miedo, pensando en todo lo que se me venía encima con el personaje, la historia y esta responsabilidad". "Llamé a mi madre y me dijo: Natalia tu confías en este proyecto desde el principio, disfruta y defiende esta causa y haz de Rocío lo mejor que puedas", y eso es lo que hice", ha dicho. Sobre su versatilidad como actriz --en este Festival ha presentado además dos comedias--, ha comentado: "Me tiro de cabeza a todos los retos que se me presenten". Por su parte, el director de 'Techo y comida', Juan Miguel del Castillo, ha subrayado que "estar en Málaga ya era un premio, y con el del público estamos encantados". Así, ha asegurado que ha sido una "sorpresa" porque este galardón "se lo suelen llevar otro tipo de géneros, y las películas taquilleras no suelen ser drama". Así, ha hecho un llamamiento a las distribuidoras para llevar la película a los espectadores en las salas comerciales, incidiendo en que es una cinta que "el público quiere". En el mismo sentido, De Molina ha explicado que el premio del público también le ha hecho "una ilusión tremenda" porque "es una película dura". "La gente no tiene solo ganas de ver comedias y películas más ligeras, sino que cuando ve un drama y les toca, saben valorarlo", ha considerado.

'REQUISITOS PARA SER UNA PERSONA NORMAL'

Por otro lado, Leticia Dolera, que se ha alzado con la Biznaga de Plata al mejor guionista novel por el filme dirigido, escrito y protagonizado por ella y que también ha recibido los premios a la mejor fotografía y mejor montaje, ha asegurado que "ni en el mejor de los sueños habría imaginado" esto tanto a nivel de crítica como de premio. Sobre el guion, Dolera lo ha definido como "el corazón de la película, que puede crecer o decrecer", agregando que "los actores han dado el alma a las palabras" de la cinta. Sobre el montaje y a la fotografía, también se ha mostrado satisfecha con los premios, afirmando que "hemos tenido un trabajo muy en equipo para seguir una gama cromática muy concreta y cuidar cada detalle". Dolera ha subrayado que le gustaría "seguir compaginando" la carrera de actriz con la de directora y guionista. "Al final estamos aquí para contar historias y para aportar, y todas las opciones serán bienvenidas", ha concluido. Por su parte, el director de 'Los exiliados románticos', Jonás Trueba, ha destacado los dos premios recibidos, el especial del jurado y, sobre todo, la Biznaga de Plata a la mejor música porque, ha subrayado, "en este caso la música es la película". De hecho, ha dicho que la cinta "es una exageración" de la canción de Miren Iza, así que "es como si nos hubiesen dado el premio al guion". Por último, el malagueño Emilio Palacios, que ha recibido la mención especial del jurado por su papel en 'Los héroes del Mal', ha considerado "un honor tremendo que me den este premio con mi primera película" y ha asegurado que volver al Festival para recoger el galardón es "como un sueño repetido otra vez". Asimismo, el joven actor ha esperado que el galardón le abra puertas en el futuro.