Poco tacto o altanería es lo que demuestra el actual alcalde de Nerja y candidato a la reelección José Alberto Armijo (PP). Consciente, como lo es, de que aunque ganó las elecciones tiene muy compleja su reelección porque los grupos municipales, salvo el suyo, llevan semanas negociando para que el regidor que surja mañana del pleno sea otro distinto, ha convocado dicho pleno a una hora no habitual como es a la diez de la noche y sin consultar con nadie y por motivos estrictamente de atender asuntos personales y privados

Malas relaciones que se enturbian más
Si las relaciones con Armijo, que lleva 20 años en la alcaldía, no eran lo más cordiales posibles con los grupos surgidos de las urnas y muy en especial con el determinante grupo de Ciudadanos, ahora este hecho se ha tomado por todas las fuerzas políticas como una afrenta y un gesto más de una actitud altiva que tanto están cuestionando en el largo mandato del alcalde popular.

Asiste en Madrid aun acto de graduación de su hijo
Armijo no avisó antes y comunicó ayer mismo a los futuros concejales de PSOE, IU, Ciudadanos y EVA-Podemos que la sesión constituyente dará su inicio mañana sábado a las 22.00 horas, apurando al máximo lo que dicta la ley. Alegó para este atípico horario su asistencia al acto de graduación de su hijo en Madrid, quien ha finalizado los estudios de licenciado en Medicina.

Piden la cabeza del alcalde para dejar gobernar al PP
Si las relaciones eran pésimas con el resto de fuerzas políticas y la amenaza de ser desalojado de la alcaldía una realidad, a pesar de haber ganado las elecciones, este hecho contribuye a empeorar la situación a escasas 24 horas del importante pleno. Lo único que podría echar para atrás a los grupos y dejar que el PP gobernase es que Armijo se retire y de paso a otro candidato.

Un pleno con interrogantes y con una posible alcaldesa
Con él en Madrid, las posibilidades de negociar se reducen al mínimo. El escenario es complejo para el PP ya que Ciudadanos, la llave de la mayoría, y durante las negociaciones manifestó su candidata que Armijo debería apartarse o votaría en a favor de otro candidato, en este caso la socialista Rosa Arrabal. Así las cosas todo indica que, salvo sorpresa de última hora, Arrabal será la primera alcaldesa de Nerja, ante la falta de respuesta del PP a la petición de que Armijo renunciara a presentarse de nuevo como regidor tras permanecer 20 años al frente del ayuntamiento de la localidad axárquica.