El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves no ha querido adelantar si seguirá o no como diputado del Congreso la próxima legislatura, a diferencia del anuncio hecho por su sucesor en la Junta, José Antonio Griñán, que ha avanzado su decisión de no volver a ser senador. "En el momento oportuno, tomaré una decisión", se ha limitado a decir. La renuncia de Chaves y Griñán, investigados en el Tribunal Supremo por el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares tramitados por la Junta de Andalucía, es una de las condiciones que Podemos y Ciudadanos han puesto sobre la mesa al PSOE-A si Susana Díaz quiere contar con sus votos para ser investida presidenta de Andalucía. Griñán, que era senador por designación autonómica, ya ha anunciado que no se presentará a la reelección en el Parlamento andaluz y que tampoco estará en las listas de las elecciones generales de noviembre. En ese contexto, Chaves ha querido hacer pública una declaración este jueves en el Congreso para expresar su respeto por la decisión de Griñán, pero también dejar claro que en su caso aún no hay una decisión tomada. "Griñán ha tomado una decisión en relación con una situación parlamentaria muy determinada en el Parlamento andaluz, que es la posibilidad de elección de senadores autonómicos. Lo respeto, pero en mi caso es diferente. Yo soy diputado y, en el momento oportuno, tomaré una decisión", ha comunicado, sin querer hacer más declaraciones.