El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado por el diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero (i), visita el Centro Penitenciario de Jaén. EFE
Diego Cañamero, con Pablo Iglesias en una visita a la cárcel de Jaén donde cumple condena el excandidato de Podemos Andrés Bódalo.
tribunales

El Supremo abre causa al diputado de Unidos Podemos Cañamero

Investiga al exsindicalista por su responsabilidad en una huelga de basuras de 2013 en la que piquetes cortaron el tráfico e impidieron el acceso al trabajo

Mar, 14 Nov 2017

Un nuevo problema político para Podemos vía tribunales. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha abierto causa al diputado de Unidos Podemos por Jaén y dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) Diego Cañamero por delitos de coacciones para iniciar o continuar una huelga y resistencia a la autoridad en relación con la huelga de la basura de El Coronil (Sevilla) en 2013. Probablemente y como en otras citaciones judiciales, Cañamero no acuda a declarar cuando sea llamado por el Supremo.

La resolución motivada del Supremo recuerda que, cuando ocurrieron los hechos, Cañamero “fue advertido por un oficial de la Guardia Civil de que debían dejar libre la puerta” de entrada de un almacén, a lo cual él se negó alegando que los servicios mínimos "eran excesivos”. El relato de los hechos precisa, igualmente, que “los tres operarios contratados para cubrir los servicios mínimos no pudieron realizar su trabajo al recibir insultos, gritos y amenazas por parte de un grupo de personas liderado por el aforado, que bloqueaba la puerta del almacén del que pretendían salir con el camión de recogida de basuras".

El caso Bódalo

Precisamente, hace ahora dos años la Audiencia Provincial de Jaén condenó a tres años y medio de prisión y 1.800 euros de multa a Andrés Bódalo, concejal de Jaén en Común en la capital jiennense, responsable del SAT en la provincia y candidato a las elecciones generales por Podemos. El Tribunal lo consideró culpable de un delito de atentado y una falta de lesiones por la agresión al ex teniente de alcalde del municipio de Jódar.

Los hechos por los que se condenó a Bódalo se remontaban a septiembre de 2012, cuando miembros del SAT mantenían un encierro reivindicativo en la Casa de la Cultura de Jódar. Los jornaleros trasladaron su protesta a la plaza del Ayuntamiento. Cuando apareció el entonces teniente alcalde, el socialista Juan Ibarra, varios de los manifestantes "se abalanzaron sobre el concejal, arrinconándole contra la pared, a escasos metros de la entrada del Ayuntamiento, siendo golpeado con los puños por Andrés Bódalo y F.J. Angulo, y recibiendo varias patadas".

Una huelga conflictiva

En el caso de Cañamero, la exposición razonada remitida al Alto Tribunal por el Juzgado de Instrucción número 4 de Utrera recoge hechos "que pudieran ser delictivos y que aparecen respaldados por concretas diligencias de prueba de las que puede inferirse la participación en ellos" por parte del diputado de Unidos Podemos, dice el auto de la Sala de lo Penal, al tiempo que nombra un instructor y acuerda que la parte de la investigación relativa a los no aforados continúe en el Juzgado de Instrucción número 4 de Utrera.

El juez de Utrera atribuye a Diego Cañamero la convocatoria como secretario general del SAT de una huelga en el servicio de recogida de basuras, iniciada el 8 de enero de 2013, en la que grupos de entre 25 y 80 piquetes del sindicato impidieron a los trabajadores cumplir con los servicios mínimos establecidos, actuando de forma coactiva y persistente al impedir la salida de los camiones, sentándose en el suelo delante y presionándoles para que no salieran a recoger la basura, provocando la baja laboral de todos ellos ante la presión sufrida.

Según la exposición razonada, más tarde, el 8 de febrero de 2013, Diego Cañamero y otros de los investigados cortaron el tráfico en la carretera que une Utrera y El Coronil para impedir que los tres camiones de una empresa externa, que fue contratada por el Ayuntamiento para realizar el servicio, pudieran realizar su trabajo.