Leequid

El balcón de las mujeres', una comedia contra la fanatismo religioso

Vie, 17 Mar 2017

El balcón de las mujeres es una variación de Lisístrata, la comedia de Aristófanes. Una producción israelí de Emil Ben-Shimon que a partir de una estructura de comedia costumbrista, con un trasfondo dramático, hace reflexionar sobre la tolerancia religiosa y el lugar que ocupa la mujer en una sociedad en la que compiten la religiosidad extrema y la modernidad.

En la trama, un joven rabino, David, pretende reconducir a una comunidad judía hacia unos preceptos religiosos conservadores y misóginos que pasan por prohibir la entrada de  mujeres en la sinagoga, y atormentarlas con la idea del pecado. Ante la afrenta, así como ante el trato machista que les empiezan a demostrar sus maridos por influencia del líder religioso, las mujeres de la comunidad comienzan a rebelarse, y reivindican un balcón solo para mujeres, como aquella habitación propia de Virginia Woolf.

Diálogos contra el extremismo

Con guion de Shlomit Nehama, unas fantásticas interpretaciones y cierta austeridad formal, que casa con una sociedad en ciernes de modernizarse, en El balcón de las mujeres el tema religioso ortodoxo judío se muestra desde la cotidianidad y lo íntimo, y pone de relieve cómo se interpretan y aplican en el día a día sus postulados más abstractos, haciendo reflexionar, de paso, sobre la importancia de descifrar los textos sagrados.

En la cinta hay algunos momentos de dramatismo, pero Ben-Shimon y Nehama mantienen un tono cómico a partir, sobre todo, de los disparatados diálogos. Un Berlanga en Israel, que a menudo ridiculiza el fanatismoreligioso con el ingenio de la palabra.