Política

Suárez pidió al Rey revocar su dimisión tras el 23F y la respuesta fue: “O te vas tú o me voy yo"

El expresidente supo que el Golpe se 'cocinó' en La Zarzuela, según el último libro de Pilar Urbano

1
Dom, 30 Mar 2014

Fotografía hecha por Adolfo Suárez Illana de su padre con el Rey cuando éste le entregó el Toisón de Oro. La imagen, la última de expresidente que se ha hecho pública, recibió el premio Ortega y Gasset de periodismo en el año 2008



Adolfo Suárez sabía que el "alma de la operación armada del 23F era el Rey y nace en Zarzuela". Es la teoría de aquellos hechos a la que vuelve ahora la escritora Pilar Urbano con su nuevo libro ‘La gran desmemoria. Lo que Suárez olvidó y el Rey prefiere no recordar’, que se publica el próximo jueves.

El Rey intentó convencer a Suárez de que se fuera
En una entrevista, este domingo, en El Mundo, la autora explica cómo el Rey se dejó convencer por el general Alfonso Armada, que le aseguró que el país vivía una situación insostenible que requería de un "golpe de timón militar", y que eso era el convencimiento de buena parte de la oposición.

Durante los primeros días enero de 1981, el Rey intentó convencer a Suárez de la necesidad de cambios que estuvieran dirigidos desde instancias militares, y que pasaban por que él abandonar la Presidencia del Gobierno, lo que llevó a momentos de gran tensión entre ambos.

"Uno de los dos está de más"
La periodista adelanta lo que cuenta en su libro: un encuentro entre el Rey y Adolfo Suárez en La Zarzuela, el 22 de enero de 1981."Uno de los dos sobra en este país, uno de los dos está de más. Y, como comprenderás, yo no pienso abdicar", llega a decirle el Rey a Suárez, según Urbano.

El Monarca también habría rechazado la opción de disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones, que le propuso Suárez tras verse sin el apoyo del Rey ni de parte de su partido.

"Éste se va... qué hay que hacer ahora"
Urbano narra cómo el Rey se sintió aliviado cuando el 27 de enero Suárez le avisa de que tira la toalla y se va. El Monarca, lejos de dedicarle algún gesto de cercanía, dice a su secretario: “’Sabino, que éste se va’. Ni un abrazo, ni un gesto. Como si se sintiera liberado. ‘¿Qué hay que hacer ahora? ¿Qué pasos? Es la primera dimisión de un presidente en democracia’, pregunta al fiel secretario. Punto y final. Al día siguiente, el 28, Suárez lleva la carta de dimisión a Zarzuela”, explica Urbano.

Suárez pidió revocar su dimisión
La periodista desvela que tras el golpe militar, Suárez y el Rey vuelven a reunirse. El presidente recién dimitido le dice al Monarca: "Nos la han metido doblada" y le acusa de haber alentado el golpe militar, a lo que el Rey replica que la situación es la contraria: "La has provocado tú y la he evitado yo".

Suárez quiere revocar su dimisión y así se lo trasmite al Rey. “Le anuncia que piensa hacer depuraciones en el Ejército, llegando hasta donde haya que llegar. "Me estás amenazando, so cabrón? ¿Te atreves a hablarme de responsabilidades a mí? ¿Tú... a mí? Mira -le dice el jefe del Estado-, ni tú puedes retirar ya la dimisión ni yo voy a echarme atrás en la propuesta de Leopoldo. ¿Todavía no te has enterado de que ha sido a ti a quien le han dado el golpe? A ti, a tu política, a tu falta de política, a tu pésima gestión. ¿Responsabilidades? ¡Tú eres el auténtico responsable de que hayamos llegado a esto!2”, narra Urbano.

El Rey dice a Suárez que está "políticamente muerto"
El Rey termina con la amenaza: “O te vas tú o me voy yo”, pero le recuerda a Suárez que no podrá formar ningún gobierno de unidad ‘porque nadie va a querer ir contigo... Políticamente estás muerto. No revoques tu dimisión. No intentes volver. Tienes que saber poner punto y final a tu propia historia’. Viéndolo así, en pie, con el uniforme de capitán general y al otro lado de la mesa, Suárez se da cuenta, según él mismo contaba después, de que ese señor imponente que tiene delante es el Rey. ‘Junto los talones, doy un cabezazo, paso al usted y le presento mis excusas: ‘Disculpe, Señor, me he excedido’”.