Sábado, 20 de Septiembre de 2014
rss
Doscientos años no es nada
Lo grave es que un tribunal, dado el contenido del Codigo penal vigente, pueda juzgar en Espana por ese tipo de delitos a la altura del siglo XXI.

A lo largo de la historia constitucional española una de las cuestiones políticas que ha estado siempre presente, y a la que casi nunca se ha conseguido dar una solución, ha sido la conformación de un modelo de Estado laico. Las dificultades aparecieron desde el primer momento, en las Cortes de Cádiz, pues cuando llevaban apenas dos meses reunidas y aprobaron uno de sus primeros decretos, el de la Libertad de imprenta, en noviembre de 1810, si bien partían de la consideración de que “la facultad individual de los ciudadanos de publicar sus pensamientos e ideas políticas es, no solo un freno, sino también un medio de ilustrar ala Nación en general, y el único camino para llevar al conocimiento de la verdadera opinión pública”, uno de sus artículos decía que “todos los escritos sobre materias de religión quedan sujetos a la previa censura de los ordinarios eclesiásticos, según lo establecido en el Concilio de Trento”, y en otros se decidía la creación de una Junta de censura, compuesta por nueve miembros, de los cuales tres serían eclesiásticos.

En consecuencia, no es una sorpresa que la Constitución hiciera aquella declaración tan extrema de confesionalidad. Tampoco lo es que junto a la abolición dela Inquisición, en febrero de 1813, por considerarla “incompatible con la Constitución”, en el mismo decreto recogieran que se tomarían medidas “para que se introduzcan en el Reino por las aduanas marítimas y fronterizas libros ni escritos prohibidos, o que sean contrarios a la religión”. No obstante, las autoridades públicas tuvieron a veces suficiente ironía a la hora de tratar determinados asuntos. Por ejemplo, en Cádiz el Jefe político invitó al Cabildo dela Catedral “para acompañar al Ayuntamiento Constitucional en su tránsito al Salón de Cortes para tributarle las gracias por su última resolución de abolir el Tribunal dela Santa Inquisición”. El Cabildo decidió abstenerse, y la comunicación de la autoridad política fue: “No se ha entendido mi intención y convite. Mi ánimo era convidar individualmente a los Señores del mismo Cabildo que quisieran concurrir… pero la función se ha verificado; y, si he de decir la verdad, sin que yo hubiese observado su falta, porque el concurso era tal, que yo no he podido distinguir ni quien estaba ni quien no”.

La respuesta eclesiástica fue que “persuadidos nosotros desde entonces de lo innecesarias que debían ser nuestras personas, procuramos excusarnos con razones que no fueron trascendentales, para evitar que nuestro ejemplo coartase de algún modo la libertad de los demás; y la respuesta que nos dio V.E, justifica plenamente nuestra conducta en la explicación que hace de su intención y ánimo”, y al final solicitaban que “pueden excusarnos para lo sucesivo en actos semejantes”.

Podemos suponer que aquellas autoridades gaditanas tendrían problemas cuando en 1814 Fernando VII restableció la monarquía absoluta y con ella derogó la obra legislativa de las Cortes. A partir de entonces, son muchos los ejemplos de intolerancia religiosa que podríamos citar en nuestro país, pero sin duda lo que parece más lamentable es que todavía hoy, transcurridos doscientos años de aquellas Cortes (al parecer tampoco son nada, como los veinte de Gardel), aún haya quien se vea sometido a un posible juicio por una presunto “escarnio” a los sentimientos religiosos, como ha ocurrido recientemente con Javier Krahe, porque con independencia de que se haya dictado su absolución, lo grave es que un tribunal, dado el contenido del Código penal vigente, pueda juzgar en España por ese tipo de delitos a la altura del siglo XXI.

Los comentarios en este artículo están cerrados.
phytoceramide for sale phytoceramide safe anti agingmiracle phytoceramides reviews sweet potato phytoceramides miracle phytoceramides reviews phytoceramide without gluten phytoceramide retailers age spot cream natural anti ageing cream where can you buy phytoceramide pills how to get your face glowing phytoceramides plant based phytoceramide pills side effects best vitamin supplements for hair skin and nails phytoceramides plant based best vitamins reviews phytoceramide plant derived 350 mg phytoceramide pill form supplement for aging phytoceramides amazon testosterone supplement side effects alpha hydroxy phytoceramide phytoceramide supplements gluten free what is the best coq10 to take phytoceramides wiki phytoceramides iherb what is the best aging cream how to make anti aging cream phytoceramide products plump skin anti aging anti aging oils for face what is the best anti aging cream phytoceramides iherb which is the best anti aging cream glowing skin vitamin supplements phytoceramides 350 mg phytoceramide research skin supplements acne phytoceramide pill form phytoceramides with lipowheat phytoceramide without gluten what is the best cream for anti aging gluten free phytoceramides bpm the one pre workout review best anti aging cream reviews skin and hair vitamins phytoceramide cream healthy supplement phytoceramide in stores alpha hydroxy phytoceramide phytoceramides gnc phytoceramide pills 350 mg phytoceramide capsules for sale phytoceramide risks anti aging oils for face phytoceramide effects plant phytoceramide pills phytoceramide made with sweet potatoes vitamins anti agingvitamin skin elasticity vitamins for glowing skin phytoceramide skin care phytoceramides plant based phytoceramide pill form phytoceramide review phytoceramides side effects best cream for aging phytoceramide from plants