A partir del 19 de diciembre, y por segundo año consecutivo, el Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazorla Prieto vuelve a repartir ilusión con la Lotería de la Madrina, un proyecto promovido por Fundación Mujeres, Playloterias.com y Loterías Solidarias del Mundo para que la Lotería de El Niño, el tradicional sorteo de Lotería Nacional por la infancia, haga visible el  drama de los niños y niñas huérfanos de la violencia de género, permitiendo que toda la sociedad pueda contribuir a devolverles sus ilusiones mediante un micro-donativo que serealiza sólo en caso de obtener el reintegro.

Julia Navarro, Ana Pastor, Susana Gisbert, Susanna Griso, Montse Domínguez, Ana Rosa Quintana, Leticia Dolera, Toni Garrido, Mónica Pont y Juan Ramón Lucas, son las diez caras conocidas que en esta edición “amadrinarán” simbólicamente a  huérfanos, compartiendo su suerte con cada uno de estos números de la Lotería de El Niño que cualquier persona puede jugar.

La venta de los décimos se realiza de forma exclusiva a través del portal PlayLoterias.com, canal de servicios por internet de Loterías Carlos III, Administración oficial de Loterías y Apuestas del Estado, que en este 2017 ha celebrado su 30 aniversario y desde hace años lidera la transformación digital del sector promoviendo numerosos proyectos de juego solidario y apoyando todo tipo de causas.

Al jugar un décimo de La Lotería de la Madrina se acepta una única condición: Por cadadécimo agraciado con uno de los 3 reintegros del sorteo se donarán 10,00 € que serán destinados íntegramente a financiar becas de estudio para estos jóvenes. Con cada compra, cada persona recibe un certificado a su nombre que le acredita de formafehaciente como propietario de cada décimo. Este documento, que se almacena en la cuenta virtual de cada participante, puede ser impreso o descargado como justificante. Tras el sorteo,los premios obtenidos se cobran de forma sencilla ordenando una simple transferencia bancaria. Tanto la confirmación de la compra como los premios se notifican por email.

Este Fondo de Becas, que en tan solo un año de existencia ha otorgado ya 8 becas de estudio para estos jóvenes (y otras 3 que se encuentran en trámite), tiene como misión intentar reparar, al menos en parte, el daño sufrido, dotándoles de unas ayudas económicas que faciliten, en ausencia de sus madres, el desarrollo de estudios universitarios o el acceso a servicios de refuerzo educativo y/o psicológico que puedan necesitar mientras se encuentran en edad escolar.