El arzobispo de Granada, Javier Martínez Fernández. EFE/Archivo El arzobispo de Granada, Javier Martínez Fernández. EFE/Archivo



La paciencia que se ha tenido con el controvertido e integrista arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, parece que ya ha llegado a un término en el que no se está dispuesto a proseguir. Los socialistas granadinos no está dispuestos a que cada fin de semana la ciudadanía tenga que "desayunar" con un "exabrupto contra la dignidad de las personas y contra la igualdad".

Pasar de las palabras a los hechos contra Martínez y sus acciones
Ante ello han decidido pasar de la palabra a los hechos, de las denuncias públicas a buscar instrumentos para que sea destituido, a llevar el caso al Parlamento andaluz y al Congreso de los Diputados y a que se estudien medidas por la publicación de un libro machista y que se considera altamente negativo mucho más si se tienen en cuenta los asesinatos de mujeres víctimas de varones que ejercen la "autoridad" en la pareja. Un concepto de autoridad que podría ser ensalzado en las páginas de esta obra publicada precisamente con el auspicio de la editorial que preside Martínez.

Moción en el Parlamento andaluz para estudiar acciones contra el arzobispo
Como consecuencia de ello el grupo parlamentario socialista de Granada en la cámara regional presentará una moción para pedir al Gobierno andaluz que estudie la posibilidad de ejercer acciones contra el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, por la publicación del libro "Cásate y sé sumisa".

Estudiar ejercer acciones contra el libro
La iniciativa insta al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía para que a través del Instituto Andaluz de la Mujer y en colaboración con el Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista se estudie la posibilidad de ejercer acciones contra esta publicación, al considerarla que fomenta la desigualdad, el machismo y la discriminación, según ha informado el PSOE en un comunicado.

Que el Parlamento andaluz rechace la publicación
La secretaria de Organización, Elvira Ramón, ha criticado la negativa del arzobispo a retirar el libro publicado por la editorial Nuevo Inicio, dependiente de la Arzobispado de Granada, y ha reclamado también que el Parlamento manifieste su rechazo a cualquier tipo de publicación o manifestación que "impida" que las mujeres se desarrollen en condiciones de igualdad o inciten a la violencia machista.

Solicitarán un informe del Observatorio Andaluz de la Violencia
Del mismo modo, el PSOE de Granada quiere que la Junta se pronuncie sobre el contenido de la publicación y, mediante un informe elaborado por el Observatorio Andaluz de la Violencia de Género, recoja las observaciones y conclusiones sobre aquellos aspectos de dicho libro que atenten contra la igualdad y fomenten la violencia de género.

Elvira Ramón, diputada socialista por Granada. (Foto: PSOE-Granada) Elvira Ramón, diputada socialista por Granada. (Foto: PSOE-Granada)



Preguntarán a Ana Mato en el Congreso
La dirigente socialista, que también es parlamentaria nacional, ha anunciado además una iniciativa en el Congreso para su debate en la Comisión de Igualdad en la que preguntará a la ministra de Igualdad, Ana Mato, si considera que este libro incita a la violencia de género así como por las acciones que ha emprendido el Ejecutivo ante la edición de dicha publicación.

"Dilapida fondos púbicos" para publicaciones machistas
A juicio de Ramón, es "inadmisible" que la Iglesia, de la que ha recordado que recibe dinero del Estado, dilapide fondos públicos para este tipo de publicaciones que "fomentan la desigualdad, el machismo y la discriminación".

Asesinatos de mujeres
Ha lamentado que el libro obvia que cada día hay mujeres que son asesinadas "precisamente por un intento de someterlas", por lo que ha calificado de "intolerable" que el arzobispo no sólo no rectifique retirando el libro sino que además publique un segundo manual bajo el título "Cásate y da la vida por ella".

Piden la destitución del Arzobispo de Granada
Ramón ha reclamado a la Conferencia Episcopal la destitución del arzobispo de Granada, ya que cada fin de semana los granadinos "desayunan" con un "exabrupto contra la dignidad de las personas y contra la igualdad".