Con los años hemos conocido cómo la vida de la Reina Sofía no ha sido tan de color de rosas como podríamos pensar y ahora se marcha una persona muy importante para ella. Según recoge Pilar Eyre en El Mundo, hace unos días murió de cáncer en Frankfurt a los 77 años, la misma edad que la Reina emérita, su tía política Alexandra de Hannover, princesa de Ysenburg y Büdingen. La relación familiar que las une es que el marido de Alexandra, Welfo Enrique de Hannover, era hermano de Federica de Grecia y madre de la Reina Sofía.

La ‘confidente’ de la Reina Sofía, era habitualmente visitada por ésta “para verter en los oídos de esta mujer inteligente y discreta sus penas privadas”. Lo curioso de esta relación es que la vida de Alexandra de Hannover estaba muy alejada de la realeza y más cercana a la labor social.

Durante 31 años, la tía de la Reina Sofía fue política no solo en su relación familiar sino también en su trabajo como concejal de Cultura de su ciudad, Frankfurt, por parte del partido CDU que dirige la canciller alemana Ángela Merkel, así como una activa trabajadora social. Según recoge este lunes el obituario que también le dedica El Mundo, Alexandra de Hannover "impulsó importantes proyectos artísticos y se implicó en la construcción de centros culturas que hoy sitúan a Frankfurt en la vanguardia del país". También "fue reconocida con la Orden del Mérito de la República Federal".