El presidente valeciano Alberto Fabra con la alcaldesa de Alicante en la procesión de la Santa Faz, en Alicante. El presidente valeciano Alberto Fabra con la alcaldesa de Alicante en la procesión de la Santa Faz, en Alicante.



A María José Català, actual consellera de Educación de la Generalitat  Valenciana, se la ha acusado hasta ahora de fundamentalista, retrógrada y reaccionaria. Esa es al menos la opinión que de ella tienen los sindicatos de la enseñanza y los partidos de la oposición. Miembro del ala democristiana del PP, Català acaba de rizar el rizo al confundir la formación de los docentes con el adoctrinamiento religioso, pues no otra cosa es su ocurrencia de ofertar al profesorado un curso sobre apariciones y milagros de la Virgen María.

Creados para ofrecer formación continua y gratuita al profesorado, los Centros de Formación, Innovación y Recursos Educativos (Cefire) de la Generalitat Valenciana tienen las funciones de realizar la promoción, actualización y mejora de la cualificación profesional de profesorado. Por eso no se entiende que la consellera haya sacado su vena más esotérica con la convocatoria, a través del Cefire de Alicante, de un curso –“Apariciones y milagros de Nuestra Señora”- que tiene entre sus objetivos “presentar los elementos que configuran la presencia del cristianismo” y reflexionar “sobre la validez del mensaje de Jesucristo en nuestro tiempo”.

El curso se imparte en el obispado de Alicante
El curso sobre las apariciones marianas se realizará entre el 7 de febrero y el 14 de marzo y como sede –dónde encontrar un lugar más apropiado- la conselleria ha fijado el Obispado de Alicante. A tenor de las 63 solicitudes que ya se han presentado –se ofertan 60 plazas- se suponen en principio que estará concurrido.

“Denigrante” e “intolerable”
La diputada de Esquerra Unida, Esther López Barceló, considera que es “denigrante” e “intolerable” ofertar un curso sobre apariciones y milagros religiosos a través de un órgano público dependiente de la consellería, y más “en un momento de crisis y recortes tan graves para nuestra educación pública”. La parlamentaria de izquierdas ha exigido que estas ofertas lectivas “se fomenten exclusivamente” por parte del Obispado y rechaza “retrocesos de esta magnitud que hagan confundir adoctrinamiento religioso con formación docente”.

Adoctrinamiento del profesorado
López Barceló ha exigido a la consellera que explique las prioridades en las líneas de formación del profesorado y quién financia dicho curso, “dirigido al adoctrinamiento religioso del profesorado en un Estado aconfesional en el que la ciencia ha de ser el motor de nuestra educación pública”.

Recientemente, tal como contó ELPLURAL.COM, la consellera de Educación ya recibió el rechazo de los sindicatos y la oposición al presentar el decreto de admisión de alumnos para el próximo curso, que considera el embrión como un hermano ya nacido en el baremo para las matriculaciones escolares, con lo que los hijos de embarazadas tendrán prioridad en la elección de centro escolar.