Un español medio desembolsa al año 1.669 euros por su coche, según un estudio en el que han colaborado más de 210.000 personas, difundido por la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha tenido en cuenta el coste medio del combustible, mantenimiento técnico, seguro, parking y peajes. El precio es sensiblemente mayor si el coche ha sido adquirido a través de financiación, en ese caso el presupuesto podría llegar a los 4.069 euros.

La DGT recuerda que la normativa de la Unión Europea establece que si se posee un coche nuevo, independientemente de la marca, se puede realizar la reparación o el mantenimiento durante su período de garantía en cualquier taller mecánico. El fabricante deben facilitar la totalidad de las características de los vehículos, de los proveedores y de las piezas necesarias para la reparación. El taller, por su parte, tiene que cumplir exactamente con las recomendaciones del fabricante y efectuar las mismas operaciones que el concesionario oficial, por lo que puede sellar el libro de mantenimiento del coche sin anular la garantía de origen.

Incremento de renting

Una de cada cinco matriculaciones de coches en España para vehículos nuevos corresponde a un renting para particulares. Y cuantos más kilómetros se vayan a recorrer más interesante resulta esta fórmula en la que se paga una cantidad mensual y el cliente se desentiende de impuestos, ITV, mantenimientos, seguros, averías. El contrato puede ser de duración variable y lo habitual es que a los 4 o 5 años el coche se cambie por uno nuevo. 

Los gastos

El gasto de combustible es el más elevado. El año pasado fue de 826 euros, un 12,6% más que en 2017, una subida que puede estar relacionada con el aumento de coches de gasolina en detrimento de los diésel. En cuanto al seguro del coche, en 2018, el precio a pagar  se redujo hasta los 532 euros de media: la prima media de los seguos a terceros fue de 260 euros, mientras que los que se firman a todo riesgo, se elevan a los 1.017 euros.

Uno de los gastos más importantes que enfrenta el propietario de un coche es el del mantenimiento técnico, que, según el estudio, ronda los 208 euros de media. Las revisiones de los 5.000 kilómetros como la de los 10.000 kilómetros tienen un coste medio aproximado de 250 euros. Los gastos de peajes y parking han aumentado hasta los 103 euos, un 9,1%, en 2018 con respecto al año anterior.

Otros gastos a tener en cuenta son el impuesto de matriculación, que oscila entre el 0 y el 14,75% en función de las emisiones del vehículo, y el impuesto municipal de circulación, que varían dependiendo del municipio. El conductor también tiene que hacer frente al pago de la ITV, a partir del cuarto año del estreno del vehículo.