El belén recrea una acción de Stop Desahucios. (Foto: La Voz de Galicia)



La crisis y la desesperada situación que atraviesan miles de familias españolas están presentes hasta en los belenes navideños. En una pequeña localidad de la provincia de Lugo, Momán, el párroco ha decidido instalar un belén navideño muy reivindicativo contra los desahucios, el trato a los inmigrantes y hasta la concertina de cuchillas instalada en la valla de Melilla. Se puede visitar en la capilla de San Antonio, según informa la Voz de Galicia.

San José y la Virgen desahuciados
El belén está compuesto por decenas de figuras, decoración vegetal y unos faldones con el símbolo de 'Stop Desahucios'. Lo más llamativo es que se representa a un San José y a una Virgen María que ya el año pasado habían sido desahuciados del pesebre, pero que este año realizan un escrache ante el palacio de Herodes para protestar contra la actitud del gobernante que no se preocupa de defender las necesidades de la mayoría de sus ciudadanos. El párroco, Luis Rodríguez Patiño, en declaraciones a La Voz dice que la preocupación de Herodes por los suyos "tiene paralelismos con la de la familia real con Iñaki Urdangarín" y refleja, en definitiva, la distancia entre los gobernantes y la mayoría de los ciudadanos.

La Policía ha precintado el portal de Belén. (Foto: El Comercio)



Un Baltasar sin papeles y un Papa Noel ante una valla
El belén de Momán denuncia más injusticias sociales, como por ejemplo el trato a los inmigrantes. Concretamente se pretende recrear una escena en la que los Reyes Magos están a punto de terminar su viaje, pero al Rey Baltasar no le dejan acercarse al portal de Belén a adorar al niño Jesús porque no tiene los papeles en regla. Además se utiliza una figura navideña que no tiene que ver con la religión católica, Papá Noel, que tiene problemas para entregar sus regalos navideños porque debe atravesar una valla electrificada; el paralelismo con la valla de Melilla es evidente.

"Cristo protesta contra las injusticias"
El sacerdote ha explicado que la representación de este belén con su carga de denuncia social es más creíble para los ciudadanos porque "Cristo protesta contra las injusticias". Luis Rodríguez Patiño explica que la intención no es solo adornar la iglesia, sino reflejar los problemas a los que se tienen que enfrentar los ciudadanos corrientes. En este sentido considera que la visión "idealizada" del portal de belén que se suele realizar, no casa muy bien con la dureza de la crisis que castiga a los más débiles.