Un hombre de 41 años ha sido hallado muerto en una zona de campo de una pedanía de Orihuela. Estaba siendo buscado desde el pasado viernes, cuando se comunicó su desaparición. 

Con él ya son seis las víctimas mortales que ha dejado al gota fría a su paso.