Fueron varias las horas en las que reinó el caos en el centro de Londres. Hasta que confirmó, primero de forma oficiosa y después de forma oficial, que se trataba de atentados terroristas se habló de "incidentes graves". Se llegó a decir que eran tres, aunque finalmente, el episodio violento de Vauxhall se confirmó que no guardaba relación con los dos anteriores. 

Atropello en London Bridge

Varias personas resultaron heridas al ser arrolladas por una furgoneta blanca que circulaba a gran velocidad por una calle peatonal del centro de Londres. El coche, que iba a unos 80 kilómetros por hora, según una periodista de la BBC que se encontraba en la zona, invadió la acera, llevándose por delante a 20 personas. Se oyeron disparos que se suponían de la policía y no tardó en cerrarse parte de la red de metro de la ciudad. 

La policía española a través de su cuenta de Twitter pedía prudencia y que se atendiese a las informaciones de las autoridades británicas

Una periodista que estaba en la zona hablaba ya en los primeros minutos tras el ataque, de que la policía estaba rastreando el río Támesis en busca de personas que podría haberse arrojado a él. 

La policía desalojó con urgencia a todos aquellos que estaban en la zona afectada por el ataque. 

Apuñalamientos en Borough Market

Pocos minutos después las miradas se desplazaban a la zona de Borough Market, donde pronto se supo que varias personas habían sido apuñaladas.

Incidente en Vauxhall

El tercer incidente tuvo lugar en Vauxhall. Sin embargo, media hora después se confirmó que nada tenía que ver con los atentados terroristas del puente de Londres y del mercado de Borough.  A raíz del mismo, no obstante, la policía lanzó un directo mensaje a la población, en la que le pedía: "corre, escóndete e informa".

A través de su red de Twitter, los agentes fueron informando a la ciudadanía de forma contínua. Les decían que "mantuviesen la calma", pero que "estuviesen alerta y silenciasen los móviles" si se encuentraban en zonas próximas a las afectadas.

El Ministerio de Exteriores español habilitó dos teléfonos de emergencia al que poder dirigirse para cualquier consulta: Desde Reino Unido: 07712764151 / Desde España: +447712764151