Sociedad

Los sindicatos piden al PP que retire sus “insultos”, el 8M no es “elitista”

Lamentan que el PP crea que una persona es “elitista” por tener un trabajo y advierten: “Las mujeres no pedirán perdón por conseguir derechos"

Mié, 21 Feb 2018

“Ofensivo”, “insultante”, “poco serio”. Estos son sólo algunos de los calificativos que han usado desde UGT y CCOO para definir el argumentario o ideario con el que el PP ha querido justificar su no apoyo a la convocatoria de la huelga feminista del 8M.

Y es que, el Partido Popular considera que la huelga del Día Internacional de la Mujer trabajadora es “insolidaria”, “elitista” y que lo que busca es crear un “enfrentamiento entre hombres y mujeres”, algo que es como poco absurdo para los sindicatos.

El trabajo es un derecho, no es elitista

¿Por qué insolidaria? Los populares han descalificado así la convocatoria porque “sólo pueden hacer huelga aquellas personas que tengan un empleo” y así se convierte en una huelga “elitista”. Y aquí reside uno de los enfados o el asombro de UGT y CCOO, que no pueden llegar a entender que este partido crea que una persona se convierte en elitista por tener un trabajo; y más teniendo en cuenta la calidad y precariedad de los empleos tras la reforma laboral del PP.

“Me parece un insulto decir que una convocatoria de huelga es elitista porque sólo la pueden ejercer las personas que tienen un puesto de trabajo, dando por sentado que alguien que tiene un puesto de trabajo en este país forma parte de una élite. Es que es lo que nos faltaba por escuchar”, ha lamentado el líder de CCOO, Unai Sordo.

“Si pone eso en el argumentario del Partido Popular, es un insulto a los parados y a las paradas de este país” y por ello el sindicato exige que se rectifique mañana mismo. Porque “el trabajo es un derecho, no es algo que determine quién pertenece a una élite”.

Además, considera que a los parados de este país les encantaría poder tener un trabajo y poder hacer huelga.

Las mujeres no deben pedir perdón

La vicesecretaria de UGT, Cristina Antoñanzas, recuerda: “Es inaceptable que las mujeres tengamos que pedir perdón por haber recuperado, según ellos, en los últimos 100 años, un montón de derechos que no nos equiparaban a los hombres”. “Creo que las mujeres de este país no tenemos que pedir perdón a nadie”.

Por ello, considera que es “inadmisible” que el Partido Popular se jacte de ser feminista pero luego asegure, por ejemplo, que “la igualdad no es algo de mujeres” sino “un asunto de todos”.

“Pido que retiren ese documento y dejen de insultar a las mujeres de este país”, ha sentenciado.

 

Una huelga que será un antes y un después

Pero si los sindicatos tienen algo claro es que van a seguir trabajando de cara al 8M para que esta huelga feminista suponga un antes y un después en el modelo laboral, social y cultural del país.

Para el secretario general de CCOO, los sindicatos han convocado el paro porque la desigualdad de género no se puede entender sin la desigualdad socioeconómica y sin la desigualdad laboral que existe en España.

Unai Sordo cree que 8 de marzo debe ser una gran movilización social y feminista, que tiene que servir para poner en primer plano todo lo que tiene que ver con la desigualdad entre hombres y mujeres. Porque “se siguen soportando tasas de desempleo inadmisibles en las mujeres, brechas salariales que cuantificamos en el 30% y sigue habiendo una discriminación generalizada en el mundo del trabajo y, por tanto, en la sociedad”.

 

Natalia Castro es redactora de El Plural