La empresa Pascual ha comunicado a las enfermeras que el próximo jueves se abrirá un proceso de selección de los nuevos uniformes.

Una ropa cómoda para trabajar
Las enfermeras se sienten satisfechas, pero cansadas de una batalla que comenzó hace tres años. Nunca pensaron que exigir el derecho a utilizar una ropa cómoda para trabajar, fuera tan difícil de entender por el empresario. Adela Sastre, del Comité de Empresa:

Discriminación en función del sexo
La sentencia del Tribunal Supremo entendía que la imposición del uniforme con faldas para las enfermeras, era una discriminación en función del sexo. Sin embargo la sentencia nunca fue acatada por la empresa.