Zapatero ha lanzado este aviso en la reunión de la Ejecutiva Federal de hoy, ante la que ha recalcado que debe ser el congreso federal el que cambie las normas, si así lo decide el partido. Mientras tanto, todos deben respetar las reglas aprobadas, empezando por la propia dirección, ha insistido Zapatero ante sus compañeros, entre ellos las dos personas cuyos nombres más suenan para sustituirle al frente de la secretaría general del PSOE en el 38 congreso del partido, que se celebrará en Sevilla en la primera semana de febrero.

"Las reglas son las que son"
Varios asistentes a la reunión han coincidido en señalar que esa ha sido una de las pocas alusiones al proceso interno del PSOE que se han hecho en este encuentro. "Las reglas son las que son y toda la dirección tiene que respetarlas y hacerlas respetar". Ese ha sido el sentido de la intervención de Zapatero, de acuerdo con las fuentes consultadas.

Congreso federal
Con esas palabras Zapatero ha querido zanjar, al menos dentro de la dirección federal, cualquier atisbo de duda sobre el procedimiento a seguir para elegir al nuevo secretario general, ante las peticiones de algunos sectores del partido para dar el voto a todos los militantes a través de unas primarias. Así, ha recordado que el partido tiene unas normas que rigen ese proceso, según las cuales la elección de secretario general debe hacerse en un congreso federal, con representación de los delegados designados por las distintas federaciones.

Debate interno sobre primarias
No existe la posibilidad, en este caso, de recurrir a unas elecciones primarias para elegir al secretario general. Si los socialistas quieren que ese sea el procedimiento para el futuro, tendrán que modificar sus normas en el congreso federal de febrero, ha recalcado. Así, otro de los mensajes de Zapatero ha sido que en el cónclave se cambiará todo lo que haya que cambiar. Desde la derrota del 20N, algunos sectores del PSOE han alimentado el debate sobre la hipótesis de recurrir a unas primarias, por ejemplo el secretario general del PSM, Tomás Gómez. Algunos de los asistentes han interpretado las palabras de Zapatero como un mensaje claramente dirigido a Gómez, ya que, aunque él no forma parte de la Ejecutiva Federal, sí es miembro de la misma una de sus más estrechas colaboradoras, la diputada regional Maru Menéndez.

Ni Rubalcaba ni Chacón se han pronunciado
Numerosos militantes se han organizado a través de las redes sociales para reclamar las primarias e incluso hay un manifiesto, que ha recabado ya varios miles de firmas. Ni Alfredo Pérez Rubalcaba ni Carme Chacón han hablado de este tema en la Ejecutiva y fuentes de sus respectivos entornos estiman que no harán públicas sus decisiones sobre una posible candidatura a la secretaría general hasta después del debate de investidura de Mariano Rajoy e incluso hasta pasadas las fiestas navideñas.