Llegó la normalidad al Partido Popular. Es lo que ha venido a decir Javier Maroto cuando ha afirmado que la presencia de Mariano Rajoy en la fiesta de su boda en Victoria es "un paso al frente" de su partido para dejar patente su apoyo al matrimonio gay, que no hace mucho quiso destruir. Claro que esto último no lo ha dicho el exalcalde de Vitoria.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a su esposa y los novios. Foto: PP



"Los partidos evolucionan"
"En España el derecho al matrimonio es para todos y hoy todos compartimos ese mensaje", ha señalado, en declaraciones a los medios, Maroto, que ha justificado el giro de 180 grados del PP con la frase: "los partidos evolucionan". Puede ser y, también, que estamos a escasos meses de unas elecciones generales y una imagen aperturista no le viene nada mal al partido en el Gobierno, como demuestran estas fotos convenientemente difundidas por la formación.