A la hora de “colgar” esta crónica, más de un millón de personas habían visto ya horrorizadas en Youtube el ignominioso vídeo de Televisión Castilla-La Mancha donde se responsabiliza a la auxiliar de enfermería, Teresa Romero, de haber cometido un error y contagiarse de ébola. Récord de visitas que coincide con la buena noticia de que esta profesional estaría en este momento libre del virus. La impresentable presentadora del programa “No nos moveran”, y a la vez subdirectora de informativos de la conocida por todos como “TeleCospedal”, Yolanda Guirado, atendiendo a la “voz de su amo”, sobrepasó todas las línea rojas y puso en el disparadero mediático a la televisión autonómica más cuestionada de España, muy por encima de Telemadrid, al protagonizar una de los episodios que a buen seguro formarán parte de la historia ignominiosa de la televisión española, cuando sin pestañear, mirando a cámara, tocándose la cara con unos guantes azules de latex y refiriéndose a la profesional citada, dijo: “¿Un simple gesto o un error? Hasta los más grandes; hasta los más valientes, comenten fallos”.



“Yoliwoman” también la montó en el Senado
En cualquier otro pais de la UE, en cualquier otra televisión privada (España incluida), esta tal Yolanda Guirado, conocida en “Telecospedal” como “Yoliwoman” por sus payasadas e interpretaciones esperpérpenticas de la realidad sociopolítica española a través de estrambóticas entradillas, ya la habrían cesado y mandado al paro. Pero no, estamos en “Telecospedal”, el canal público más manipulado de España, más denunciado en los juzgados de Castilla-La Mancha, único en ser amonestado por el Senado por mala praxis profesional, con la propia Yolanda Guirado como protagonista, ya que fue esta periodista la que sin permiso previo invadió el despacho del senador Emiliano García-Page para intentar demostrar que no se encontraba en la Cámara Alta (cuando en realidad estaba en una sesión plenaria), lo que la valío un rapapolvo del mismísimo presidente García Escudero (ver documento).

Censuras, amenazas y salidas de tono
El caso es que “Yoliwoman” ha conseguido sin querer ser una de las progagonistas de Youtube del mes de octubre y a este paso de 2014, a pear que desde la dirección de Radio Televisión Castilla-La Mancha se ha intentado por todos los medios impedir lo que hoy es una realidad: Cientos de miles de personas, hasta un millón, conocen hasta dónde puede llegar Nacho Villa (con un pie fuera de CMT) y sus secuaces, que amenazaron a diestro y siniestro con los tribunales, llegando, incluso, a eliminar el citado video de la cuenta de Youtube de CGT aduciendo infracción del copyright por parte del sindicato. Una censura de risa cuando el derrape de “Yoliwoman” ha traspasado, incluso, nuestras propias fronteras. De ahí que CGT-RTVCM, lejos de amendrantarse advierta que seguirá denunciado la manipulación informativa, la opacidad de la gestión, el fraude en la contratación y la mala actuación en general de la actual dirección de RTVCM. “Una empresa pública no debe manipular, no debe censurar y no debe ser dirigida por un personaje como Nacho Villa que, día a día, demuestra la calaña de persona que es”, concretan.

Consuegra prohibe las cámaras de Nacho Villa
Cómo será este personaje y sus “Yoliwomans” que por primera vez en la historia de la televisión autómica un pueblo castellano-manchego niega a “TeleCospedal” y a su director, Nacho Villa, grabar una fiesta tan conocida, tan popular y tan ancestral como “La rosa del azafrán” en la localidad toledana de Consuegra. El caso es que su alcalde, Benigno Casas Gómez, ha hecho público un escrito donde se recoge que: “Castilla-La Mancha Televisión no está autorizada a grabar nada en Consuegra. Deberán, en primer lugar, pedir disculpas públicamente a los vecinos/as de Consuegra por sus continuas informaciones malintencionadas y manipuladas sobre nuestra ciudad”. Además, el regidor consaburense considera que la televisión de Nacho Villa y las “Yoliwomans” es un medio “intervenido políticamente"