La solidaridad de los españoles con los refugiados que llegan a nuestro país escapando del hambre, de la muerte segura o de las guerras está dando ejemplos de historias bellas y que devuelven el orgullo que, en ocasiones, se puede perder en el camino plagado de actitudes xenófobas e incluso homófobas. Este es uno de los casos de esas bellas historias protagonizada por un hotel de Torremolinos.

Convenio indefinido con ACNUR

El Hotel "Ritual" de Torremolinos es un alojamiento diferente a la mayoría. Fue inaugurado en junio del pasado año y se declara como hotel “abiertamente friendly” y destinado al público LGTBI. Este establecimiento dio una muestra ejemplar esta semana al rubricar con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), un convenio de colaboración que una esfuerzos para que los refugiados LGTBI que atiende la organización puedan contar con una oferta formativa de carácter práctico en las dependencias de Ritual Hoteles. El protocolo plantea que después del periodo de formación, estos refugiados LGTBI puedan trabajar en la cadena hotelera. 


El convenio, firmado (foto en interior del acto), y que ya está en marcha, es de carácter indefinido y servirá para desarrollar e impulsar la colaboración en actividades de promoción y defensa de los derechos de las personas solicitantes de asilo y refugiadas LGTBI, así como de sensibilización social.

Perseguidos por su orientación sexual en 70 países

En una campaña que puso en marcha ACNUR se difundía el drama de la existencia de refugiados que lo son por "ser, sentir amar...”. Y es que la realidad de las personas perseguidas por motivos de orientación sexual e identidad de género, es uno de los motivos menos conocido para solicitar asiloMás de 70 países criminalizan por ley a las personas LGTB, entre ellos ocho con la pena de muerte, y en muchos otros sufren agresiones y amenazas que suponen un riesgo para sus vidas por lo que debe considerarse un motivo de concesión de asilo. Entre los países más peligrosos para las personas LGTB, la entidad destaca Afganistán, Arabia Saudí, Gambia, Egipto y Ghana, mientras que resulta “particularmente alarmante” que, de media, nueve personas LGTB son asesinadas cada semana en América.

Desde el equipo de Gobierno socialista del Ayuntamiento torremolinense, el segundo teniente de alcalde de Torremolinos, Jesús Díaz, ha valorado y comentado que “la medida satisface a todos aquellos que luchamos diariamente desde nuestro lugar, ya sea una administración o una empresa privada, para que aquellos que huyen de sus países por circunstancias diversas, como la persecución por motivos de orientación sexual o identidad de género, puedan encontrar una oportunidad en países como el nuestro que cuenta con los derechos y libertades necesarios para una correcta convivencia de todos y todas".