En concreto, Rubalcaba ha defendido la adopción de un nuevo sistema de listas desbloqueadas con el modelo preferencial. Su intención es que cuando acudan a votar, los ciudadanos puedan marcar sus preferencias dentro de una lista de candidatos.

El orden lo decide el partido
Conviene aclarar que, de salir adelante esta propuesta, las candidaturas no serían abiertas, ya que los partidos políticos seguirían decidiendo quienes forman parte de su lista de candidatos. Sin embargo, los ciudadanos sí que podrían cambiar el orden en el que el partido colocó a sus aspirantes a diputados.

Consenso entre partidos
En el Partido Socialista son conscientes de que para llevar a cabo este cambio debería modificarse la orgánica electoral general (LOREG), por lo que necesitarían conseguir un amplio acuerdo entre las principales fuerzas políticas del hemiciclo. Algo que a priori supondrían un fuerte obstáculo para sacar adelante este avance.

Sistema alemán
Además, el PSOE quiere incluir en esta reforma electoral un nuevo sistema - compuesto por dos votos, uno a los partidos y otro a los candidatos directos de las circunscripciones- que sea más proporcional y que se parezca más al modelo alemán.

Senadores para los emigrantes
Por último, los socialistas se han comprometido a conseguir que los españoles residentes en el extranjero tengan su propia circunscripción en el Senado, pudiendo elegir en torno a cuatro senadores que defendieran sus intereses en España, en lugar del actual sistema provincial.