Primero fue el Comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, el que adelantó la opinión negativa de la Comisión sobre los Presupuestos Españoles y habló de riesgo de incumplimiento del déficit en 2015 y 2016. Aquello le costó al francés una bronca por parte de vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, y las críticas del ministro alemán, Wolfgang Schäuble. Pero los hechos son los hechos y el dictamen aprobado ayer por la Comisión Europea daba la razón a Moscovici.  Bruselas calificó de “optimistas “ las cuentas presentadas por el Ejecutivo de Rajoy  y cree que España está en riesgo de incumplir el déficit tanto este año como el año que viene. En concreto, según Bruselas, superará en tres y siete décimas su meta de déficit para 2015 y 2016, pese a que el Gobierno afirma que logrará alcanzar el 4,2 % y 2,8 % del PIB comprometidos, respectivamente.



Un nuevo varapalo para el PP a menos de dos meses para las elecciones generales
Bruselas pide ahora al Ejecutivo español que ejecute "rigurosamente el presupuesto de 2015" y que adopte las "medidas necesarias" durante la tramitación final del presupuesto para "garantizar" que cumple el objetivo fiscal.

Pero ante la certeza de que el Ejecutivo español no va a cambiar el plan presupuestario antes de su aprobación final en los próximos días en el Parlamento, tal y como ya avisó el ministro español de Economía, Luis de Guindos, pide al Gobierno resultante de las elecciones de diciembre que presente un plan actualizado.

Nada más aterrizar en Nueva York, donde Rajoy preside hoy una Comisión de Naciones Unidas sobre mujeres que viven en países en conflicto, el Jefe del Ejecutivo se apresuró a rechazar lo apuntado por Bruselas.  Pero, no solo eso, sino que, una vez más, volvió a hacer referencia al gobierno de Zapatero. "No estoy de acuerdo. España  no va a incumplir el déficit", ha afirmado Mariano Rajoy para añadir:  "Probablemente estaban pensando en otras épocas en que nos desviábamos hasta tres puntos “.

Muy tranquilos
Según Rajoy  la diferencia con la Comisión es de apenas unas décimas para asegurar desués que  su Ejecutivo y los españoles están "muy tranquilos" porque el país ha recuperado actividad económica y empleo y todo eso hace que aumente la recaudación y esté al alcance cumplir el objetivo de déficit. El Presidente del Gobierno vuelve a echar mano del Fondo Monetario Internacional  según el cual España es uno de los países del mundo que más crece, y mientras que en 2012 era "el enfermo de Europa", ahora todo el mundo pone al país como ejemplo debido a las reformas que se han puesto en marcha.Rajoy puso como ejemplo que mientras Europa crecerá el 1,5 por ciento este año, según el Fondo Monetario Internacional, España lo hará al 3,1 por ciento.También destacó que es uno de lospaíses que más empleo juvenil crea pese a que reconoció que aún hay mucho camino que recorrer en este aspecto y debe ser el gran objetivo para el futuro. Es más, según Rajoy, si no se cambia de política económica, en los próximos cuatro años se pueden crear dos millones de puestos de trabajo.