Este fin de semana tiene lugar en Sevilla la Convención Nacional del Partido Popular. Un evento al que están convocados 2.500 cargos orgánicos y públicos del partido y en el que está previsto que intervengan todos los presidentes autonómicos y líderes regionales, así como todos los ministros del Gobierno.

Sobre esta Convención Nacional planea la alargada sombra del máster de Cristina Cifuentes que incluso ha ofrecido una rueda de prensa en los prolegómenos del evento. Unas declaraciones en las que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha reiterado lo que dijo en la Asamblea de Madrid y ha pedido a los periodistas que "por favor" no le persigan por los pasillos durante estos días en Sevilla.

Una Convención Nacional que llega en uno de los momentos más críticos  y frágiles del PP en toda su historia a los que se ha sumado el máster de Cifuentes. Los incontables casos de corrupción que asolan a la formación, la crisis catalana y el ascenso de Ciudadanos en las encuestas son algunas de los asuntos que más preocupan a los dirigentes populares.

Más allá de esto, la Convención comenzó el pasado viernes con el discurso de María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, instantes después de las declaraciones de Cifuentes. Acto seguido, el cónclave contó con un invitado que intentó levantar el ánimo de los populares. Se trata del deportista David Meca, quien ofreció una charla motivacional bajo el nombre de 'Nadar hacia la orilla del éxito'.

¿Quién es David Meca?

A principios de este siglo, antes de la irrupción de los Nadal, Gasol, Alonso y compañía, Meca era uno de los rostros más conocidos del deporte español a nivel mundial. De hecho, la Federación Internacional de Natación le sitúa como el nadador más laureado de la historia a larga distancia.

Y es que a Meca se le conoce principalmente por eso. Por sus retos prácticamente inhumanos que consistían en cruzar a nado, por ejemplo, el Estrecho del Canal de la Mancha. Pero también figuran otros récords similares, como el Estrecho de Gibraltar, la distancia entre las islas de Gran Canaria y Tenerife y la Bahía de San Francisco.

Descenso a los infiernos

Sin embargo, antes de llevar a cabo tamañas hazañas, David Meca competía -también en distancias largas-, pero contra otros nadadores en lugar de emprender los desafíos en solitario. Llegó a vencer en diferentes pruebas, recolectando medallas, hasta que en el año 2000 le sancionaron sin competir durante cuatro años por dar positivo en nandrolona. Unas acusaciones que el nadador ha negado en incontables ocasiones.

No obstante, la sanción siguió adelante, aunque de manera cautelar, lo que le permitió seguir nadando y ganando medallas con una licencia provisional.

Rostro televisivo

Sus grandes hazañas en largas distancias le llevaron a la cima tras un breve paso por los infiernos del deporte. Esta cumbre también suponía un plus más, que en este país rima con la televisión y la participación en ciertos reality shows.

Unos programas que también sirven para el regreso a la fama tras unos años en el anonimato, como le ocurrió a David Meca, que ya se veían sus hazañas eclipsadas por otros monstruos del deporte español.

Su primera incursión en la pequeña pantalla fue en el extinto programa de Antena 3 que juntaba a famosos en una granja. Efectivamente, La granja de los famosos. Sin embargo, su participación en este fue olvidable, pues fue expulsado en las primeras semanas de emisión.

A David Meca se le daba mejor bailar que estar en una granja. Pues su siguiente paso por la televisión española fue precisamente en un programa del ente público. Mira quién baila fue el escenario idílico para el nadador en la pequeña pantalla, pues su concurso  y su buen hacer al bailar le llevaron al tercer puesto de este programa.