Su nombre es Miguel Ángel Rodríguez, más conocido como MAR, es aznarista de cuna y uno de los hombres fuertes de Isabel Díaz Ayuso. Tras ser apartado de la política y caer en el más absoluto de los ostracismos, fue rescatado por la presidenta de la Comunidad de Madrid. En los mentideros se sostiene que MAR era asesor de Ayuso desde que se anunció su candidatura a la región, pero no fue hasta el 21 de enero cuando le metió en nómina de manera oficial como jefe de Gabinete de la presidenta. Este tipo de persona ha de presentar ante la Asamblea su declaración de bienes, rentas e información tributaria. Mañana día 21 de marzo se cumpliría el plazo límite para que MAR lo presentara y ha esperado hasta el último día para hacerlo, en plena crisis del coronavirus.

Según ha podido confirmar ElPlural.com, MAR ha presentado este viernes la documentación requerida. Insistimos: apurando el plazo al máximo y con todos los ojos puestos sobre la pandemia epidemiológica -¿sus motivos tendrá?-.

Relacionado Miguel Ángel Rodríguez: un bocazas reincidente

Su retribución, según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, es de 93.855 euros. En cuanto a su patrimonio, destacan su vivienda urbana en A Coruña, de la cual posee un cuarto del pleno dominio por herencia; y una vivienda rústica con terreno en Valladolid, de la cual es propietario en 1/6 por herencia.

Tiene a nombre de un entramado societario hasta siete casas más, incluida su residencia habitual de Madrid. Dos de ellas se sitúan en la capital y tienen un valor catastral de 359.936 euros y 400.048 euros.

A estas habría que sumar un trastero y tres casas en Valladolid (en una de ellas tan solo posee la mitad) y una nave industrial en Toledo valorada en 546.218 euros.

Tiene hasta seis cuentas bancarias en diferentes entidades (Caixabank, Santander, Bankia…); y entre todas, el montante líquido asciende a los 110.000 euros aproximadamente.

Tiene una cartera de valores por valor de 237.000 euros, cuatro fondos de inversión que ascienden en su conjunto a más de 310.000 euros; y participaciones sociales en una Sociedad Limitada por valor de casi tres millones y medio (3,33 millones).

En cuanto a vehículos se refiere, tiene dos Lexus, uno es un RX 300 y el otro un CT200H que valen respectivamente 75.000 euros y 22.500. Además, ha registrado un Audi Q5 de 30.000 euros y un Mercedes Vito de 45.000.

Destaca también una participación indirecta en un entramado societaroo que asciende a casi un millón y medio de euros (1,34 millones). Se podría concluir que a MAR no le ha ido nada mal en el ostracismo.

En los próximos días Los Genoveses publicarán un análisis pormenorizado de la declaración de bienes e inmuebles que profundizará en todo el entramado societario.