Foto de familia de los nominados a los Goya en 2014. EFE



Los premios Goya notarán también este año los cambios en el escenario político. Después de los desplantes del Gobierno de Rajoy, la gala del cine español contará este sábado, en su 30 edición, con la presencia de los líderes políticos y de cargos institucionales, a excepción del presidente en funciones y de los Reyes.

Sánchez, Iglesias y Rivera
A la gala, que se celebrará en el Teatro Lope de Vega de Madrid, asistirán el líder socialista, Pedro Sánchez; el de Podemos, Pablo Iglesias; y el de Ciudadanos, Albert Rivera. También estarán la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena.

Los Reyes no acudirán a la Gala
Pero no sólo ellos, junto a cineastas e invitados se sentarán el presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, el ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, y el secretario de Estado José María Lassalle. No acudirán, sin embargo, los Reyes Felipe VI y Letizia, según han confirmado fuentes de la Academia del Cine.

Wert no estuvo en 2014
La acogida de la clase política, este año, a los premios más importantes del cine español contrasta con el trato que le ha dado el Gobierno de Rajoy, ahora en funciones. En 2014, el entonces ministro de Cultura, José Ignacio Wert, declinó la invitación para acudir alegando “problemas de agenda”.

Los desplantes y las críticas de los cineastas
Un año antes, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuestionó el trabajo de los cineastas españoles al afirmar que su problema era “a calidad de las películas”.

Esos desplantes pudieron interpretarse como la respuesta del Gobierno de Rajoy a las críticas de los artistas que se sucedieron en las últimas galas del cine. Directores, actores y técnicos, que no quisieron dar la espalda a la sociedad, denunciaron desde el escenario los desahucios y los recortes en Educación y Sanidad, además, del aumento del IVA cultural.