De la mano del Presidente de los genoveses extremeños en el año 2008 fue ascendido en el escalafón y pasó a ocupar la Secretaria General regional. Pero es a partir del 22 de Mayo último cuando Manzano no gana para sorpresas y es nombrado con el apoyo de su Partido y con la abstención de IU, Presidente de la Asamblea de Extremadura.

Fernando Jesús está eufórico y ya en su discurso de toma de posesión se suma con entusiasmo a la corriente que dirige su jefe de filas y que en resumen no es otra que aquí ya no hay ideología ni partidos y que lo importante son las personas. En esa misma línea el pasado 5 de enero, en una carta a los Reyes Magos publicada en su blog, pedía para Extremadura un Gobierno autonómico en el que: "Se elimine el enchufismo y el clientelismo (...). En definitiva, os pido unos buenos gestores de lo público para ponerse frente a la Junta de Extremadura y no un grupo de espabilados que hagan de la política su forma de vida".

Con este bagaje intelectual Fernando Jesús va y viene en su coche oficial desde su pueblo a Mérida hasta que un día descubre que nada mejor que nombrar a su primo hermano para conducir ese mismo vehículo ya que, al fin y al cabo, a el le da tranquilidad saber que dado que va escuchar las conversaciones le da la más "absolutísima confianza " que el propio que va delante sea de su clan familiar. Y dicho y hecho.

Además Fernando Jesús es un tipo sin complejos para ello solo hay que pinchar aquí para comprobar como se autoelogia sin rubor en la página web de la Asamblea, Tiene ese desparpajo y descaro que le da la impunidad de que no va sucederle nada y de saber que otros muchos colegas suyos genoveses le han precedido en esa misma dirección.

Fernando Jesús no se anda con chiquitas y una vez que ha justificado que el nombra a quien le parece bien, se dedica a explicar a los periodistas que la propuesta de Rubalcaba, una persona, un sueldo, en su partido no es necesaria aplicarla ya que no hay ningún cargo público que cobre dos sueldos. A él le da igual que se sepa que está mintiendo a sabiendas. Aqui paz y después gloria. Tras demostrar que se puede mentir sin inmutarse, dicen los allí presentes que se metió en su coche oficial conducido por su primo hermano del alma y ambos directos para el pueblo que total, a vivir que son dos días.

Los Genoveses