A este respecto, las tres entidades han optado por acudir a los juzgados contra la consejera de Educación y el PP "pues las calumnias, difamaciones e injurias vertidas no pueden quedar impunes" y agregan que continuarán con la venta de las camisetas.

Denuncia del PP
El pasado día 11, el diputado regional del PP y responsable de asuntos jurídicos de esta formación, Salvador Victoria, presentó una denuncia en la Agencia Tributaria por entender que esas tres asociaciones, gracias a la venta de esas prendas, practican "una "actividad lucrativa que ha reportado importantes beneficios económicos a esas entidades". El PP ha cifrado en un mínimo de dos euros el beneficio que las entidades obtienen por cada camiseta y asegura que el volumen de ventas asciende al menos a 51.000 euros, con la particularidad de que no se entregan facturas a los compradores ni se abona impuesto alguno.



Todo en regla
La Plataforma para la Defensa de la Enseñanza Pública, la FAPA Giner de los Ríos y la asociación de vecinos Palomeras Bajas aseguran que el Gobierno regional lleva a cabo una política de "desmantelamiento de los servicios públicos para ponerlos en manos de empresas e intereses privados". Subrayan que son organizaciones sin ánimo de lucro que pagan el IVA de todas sus compras y que el dinero que obtienen de la venta de camisetas no se reparte como beneficio, sino que se reinvierte en actividades propias de las entidades.