La agenda política de Antonio Miguel Carmona está a tope y cuesta sacarle una hora para esta entrevista, en la redacción de ELPLURAL.COM. El aspirante socialista a la Alcaldía de Madrid tiene cada día tres actos públicos y se mueve por toda la capital, sin dejar de impartir clases en la Universidad de San Pablo y de acudir a tertulias televisivas. “Duermo cuatro horas diarias”, me dice. Su aspecto cansado lo denota, pero contrasta con su espíritu y una fuerza que entusiasman. Lleva corbata, lo cual se agradece en estos tiempos en los que parece que llevarla es pecado mortal y sólo se es honrado si la camisa va remangada hasta los codos.

¿Cómo es un día suyo cualquiera?
Me levanto a las 6 o 7 de la mañana, leo la prensa, todos los periódicos. El primero es el The New York Times, sólo por casualidad, porque es el primero que sale en mi ordenador. Tengo cada día tres actos y una asamblea ciudadana, en la que me reúno con cientos de vecinos. Voy a la Universidad cuatro días a la semana. Llego a casa entre las 12 y 1 de la madrugada, y me duermo entre las 2 y las 3”.

¿Su infancia fue en Madrid?
En el barrio de Malasaña, en la calle de la Madera, entre libros y balones, queriendo ser José Eulogio Gárate. Yo quería ser del Atlético. Rodeado de libros y balones elegí el balón, pero me tocaron los libros.

¿Qué le ha marcado más en la vida?
En mi infancia ver a gente que no sabía leer ni escribir en un entorno no demasiado lejano, familiares míos en Andalucía. Soy nieto de un labrador, por parte de madre, del sur de Salamanca y de padre de clase media. Pero lo que más me ha marcado en mi vida ha sido el feminismo que me insufló mi madre. Viéndola trabajar, cómo intentaba sacar su comercio adelante, en casa se practicaba la igualdad. No quedaba otro remedio.

¿Cuándo entró en la política?
A los 14 años, con las primeras elecciones en 1977 ya tenía discusiones políticas en el colegio. Pero fue con 15 años, después de ver un mitin de Felipe González cuando decido hacerme de la Juventudes Socialistas.

¿Cómo se lleva ser político y padre?
Tengo tres hijas, de 12, 11 y 9 años. A las dos mayores les encanta que sea candidato a alcalde porque les hace ilusión que transforme las cosas. A la pequeña le da un poco de miedo. Pero últimamente están las tres disgustadas porque ven poco a su padre. Estoy divorciado, las veo los fines de semana, comemos juntos. Pero no todo lo que quiero. Es una laguna en mi vida, un vacío que nunca llenará la política.



¿Dónde come usted, recibe dietas del partido, como diputado...?
Malcomo en la calle, en bares a las 4 de la tarde. No tengo dietas, las comidas las pago yo de mi bolsillo.

¿Cómo se desplaza por Madrid?
En moto, como hago desde hace muchos años, o en metro.

¿Cobra usted de las tertulias políticas?
No. Todo lo dono a organizaciones sin ánimo de lucro. Ni un solo euro pasa por mí. Las televisiones se lo dan directamente a esas organizaciones, como la que dirige el padre Ángel.

¿Dónde tendrá su despacho, si llega a alcalde?
Yo no necesito un salón del trono, un despacho con mayordomo, como hay ahora. El palacio de Cibeles será ocupado por los madrileños. Hay que devolverles Madrid a los madrileños, estarán asociaciones de vecinos, de distritos, inmigrantes. Después de la inversión que se ha hecho, el palacio de Cibeles está sin ocupar, ahí tienen que estar los madrileños. Yo estaré en la calle, en las juntas de los distritos, donde, por cierto, se tienen que tomas más decisiones ejecutivas; yo estaré en los sitios más necesitados.

¿Cuál es su proyecto?
Voy a hacer frente a los desahucios. Hay 40.000 casas vacías de bancos en el Ayuntamiento de Madrid. yo propongo negociar con los bancos para que el usufructo de esos inmuebles, es decir, su uso, durante cuatro años, pase a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, para alquilarla a las familias más necesitadas. Si los bancos no quieren, les subiré un 50% el IBI, y si aún se resisten, les expropiaré temporalmente el usufructo. No creo que la propuesta no guste a los bancos. Me ha llamado un Servicio Jurídico de una entidad bancaria para decirme que estarían encantados de que le quite los pisos de en medio. A los cuatro años, el usufructo volverá al banco, que habrá cubierto gastos e, incluso, habrá ganado dinero. Es una idea muy novedosa, que tengo muy bien atada. ¿Hay una propuesta más de izquierdas que esto? Yo no quiero conquistar el cielo, yo quiero poner sobre la mesa soluciones.

¿Qué hará con la deuda de Madrid?
El Ayuntamiento dice que suma 7.000 millones, probablemente, son 8.000 millones. La estamos pagando al 5% de interés, de media. Le escribí una carta a Montoro, proponiéndole que ahora que los tipos de interés de las letras y los bonos están al 1,5% podríamos refinanciar la deuda. Nos ahorraríamos 150 millones de euros en intereses. No me ha contestado, pero tiempo después planteó refinanciar la deuda de las autonomías y aprovechó para extenderlo a algunos ayuntamientos. Yo pido que se aplique a Madrid. Ese ahorro de 150 millones de euros me va a permitir bajar el IBI, el mayor atentado fiscal a los trabajadores y a las rentas de los trabajadores, se ha multiplicado por dos, y en algunos recibos, por tres.

Antonio Miguel Carmona en la marea blanca. PSOE



¿Tiene usted un plan de empleo?
Mi prioridad será el empleo. A mí la gente no me pregunta por un cambio constitucional, me pregunta por un plan de empleo. Impulsaré un plan de rehabilitación de viviendas. Actualmente hay 120.000 infraviviendas en Madrid. Impulsaré un acuerdo con constructoras para generar puestos de trabajo, calculo que 50 puestos por cada millón de euros empleado.

"Pondré edificios y locales municipales a disposición de emprendedores"
Pondré medios municipales para impulsar el empleo y el emprendimiento juvenil. Pondré a su disposición edificios y locales municipales para que nuevos emprendedores pongan en marcha sus pequeñas empresas tecnológicas. Esto lo he visto aplicar con éxito en Lisboa.

"Cada año mueren 2.500 personas por la contaminación"
Mi aspiración es transformar Madrid con una política agresiva de empleo, de vivienda y medio ambiente. ¿Sabía que mueren 2.500 personas al año por la contaminación, cierto que muchas de ellas son mayores y algunas con enfisema pulmonar. Pero es una alta cifra. Son datos de los médicos y de organizaciones como Ecologistas en Acción.

Hay una cuestión de negligencia, de posible prevaricación por parte del Ayuntamiento de Madrid. A finales del año pasado se han dejado de medir en cuatro registradores valores de contaminación importantes. Es una vergüenza.

¿Qué hará contra la corrupción?
Hay que luchar contra la corrupción. No es posible que el delegado de Seguridad repartiera matrículas al llamado pequeño Nicolás. Crearé una agencia antifraude, dirigida por un magistrado, que vele por las actuaciones y el buen funcionamiento de las decisiones políticas. Que investigue desde el alcalde hasta el último concejal, hasta el último cargo. Que me investigue a mí y a mi familia. No tengo nada que ocultar.

Actualmente hay 250 asesores en el Ayuntamiento de Madrid. Que vayan haciendo el curriculum porque no les voy a pagar su salario con el dinero de los madrileños. Hay funcionarios suficientes para cubrir esos puestos.

"Va a volver la movida madrileña"
La cultura es nuestro primer valor añadido. Tenemos la primera pinacoteca del mundo y una de las bibliotecas más importantes. Pero será una cultura popular. Hay que acercar la cultura a la gente. Por ejemplo, que recién licenciados de la Escuela de Arte Dramático creen una compañía y hagan actuaciones en las juntas de distritos, fomentar las salas alternativas; hay cientos de locales municipales cerrados que hay que abrir. Va a volver la movida madrileña, pero llamada de otra forma -¿cómo?- como quieran los madrileños.

Vamos a transformar Madrid en la capital cultural de Europa, tenemos activo para ello, principalmente jóvenes. Contamos con 29.000 trabajadores públicos, 25.000 funcionarios.

¿Qué habría hecho usted ante crisis como el Madrid Arena o la huelga de la limpieza?
Yo no me hubiese ido a Lisboa. Este alcalde nunca permitiría lo que sucedió en el Madrid Arena. El Madrid de la negligencia nos llevó al Madrid de la tragedia. Un alcalde que se precie tiene que ser un madrileño más, tiene que estar en continuo contacto con la gente. Jamás permitiría que Madrid esté tan sucio, como está.

¿Para qué tiempo es su proyecto?
Para dos legislaturas

¿Seguirá en la política siempre?
No como cargo público. Lo que más me gustaría es dedicarme siempre  a la literatura y a mis alumnos, no soy un político profesional. Nunca he dejado de trabajar, sigo dando clases y seguiré haciéndolo. Mis clases son permanentes. La política profesional es la madre de todas las corrupciones. Sé que puede tocarle a cualquiera.

¿Es usted inmune a la corrupción?
Yo me matriculé en la honradez de niño y soy inmune a la corrupción, pero lo que hay que ser es inmune a la impunidad. El PP ha defendido la corrupción. Es una vergüenza que Rajoy ampare la impunidad en este país. Las hemerotecas están llenas de declaraciones de muchos cargos populares defendiendo a Bárcenas y a otros.

¿Y si un colaborador suyo es implicado por corrupción?
“No tiene kilómetros suficientes en España para correr… Le denunciaría en el juzgado. Jamás saldré defendiendo a un corrupto, aunque haya sido un estrecho colaborador”.

Puede que se enfrente a Aguirre, una rival dura 
Me encantaría enfrentarme con Aguirre, porque es mucho más fácil enfrentarse con el pasado que con el futuro. Hablaríamos mucho de corrupción y limpieza de la vida pública. Aguirre recibió en 2006 una carta de un concejal de Boadilla advirtiéndole de la corrupción, no hizo nada, y sigue aún en política.

¿Cuál es su aspiración máxima en la política?
Entre ser presidente del Gobierno y alcalde de Madrid, prefiero ser alcalde de Madrid.

Gallardón decía lo mismo…
Todo el mundo ha tenido el Ayuntamiento de Madrid como catapulta para otras cosas. Para mí, ser alcalde de Madrid es más difícil que ser presidente de Gobierno. Creo que para el PSOE lo es. Y ahora, sin embargo, no conozco ni una sola encuesta que le dé al PP gobierno en Madrid. Están preparando encuestas falsas para usarlas contra el PSOE.

¿Y si gana, pero sin mayoría, qué hará?
Pondré mi programa encima de la mesa, pero no voy a permitir ninguna ocurrencia ni improvisaciones.

¿Pactaría con Podemos, bajo el sello de Ganemos?
No sé quiénes son, ni lo que piensan. Sé que no tendré ningún inconveniente en pactar con formaciones como Izquierda Unida, UPyD, Ciudadanos. Sé que no pactaré jamás con el PP. Y sé que no cambiaré. Estaré en la calle, seguiré yendo en moto y en metro, estaré siempre con los que menos tienen. Esto queda grabado…