Hace unos días los responsables de la empresa “fantasma” que pretende construir un coche descapotable en la localidad albaceteña de Almansa dirigían a ELPLURAL.COM una carta de rectificación donde nos acusaban, entre otras cosas, de ofrecer una información “manifiestamente falsa y contraria a la verdad”. En la misiva, firmada por “Asesoría Jurídica Giba Holding, S.A.”, aseguraban que Gibacars “ni ninguna sociedad relacionada, ha recibido ni recibirá ninguna subvención del Gobierno de Castilla-La Mancha, ni mucho menos por un importe de 50 millones de euros, como de forma totalmente injustificada han publicado ustedes”, concretaban en su primera manifestación.

1ª FALSEDAD: Sí se han pedido subvenciones
En la información publicada por ELPLURAL.COM el pasado día 4 de mayo no se habla en ningún momento de que Gibacars haya pedido, ni haya recibido una subvención de 50 millones de euros, sino que “Cospedal pretende subvencionar con 50 millones” el proyecto. Pero ya puestos, el dueño de este grupo empresarial, Joan Llagostera, debería preguntar a su director de Proyectos e Ingeniería, Antonio Miró, por sus declaraciones a la Cadena Ser en Albacete, el 10 de noviembre de 2014, en las que anunciaba que hasta 2016 no empezaría a construirse el coche por “problemas con el expediente para solicitar subvenciones”. Aún es más, el propio magnate Llagostera Baseiría reconocía en La Tribuna de Albacete “haber encontrado respaldo institucional necesario para apostar por esta región”. Y ya puestos, pregunten a  los responsables de “Iver CLM”, o a “Sodicaman”, o a la propia Consejería de Industria si no se barajan subvenciones del 30% del total de proyecto, que, siempre según Gibacars, supera los 160 millones de euros. Eso son, aproximadamente, 50 millones de euros aproximadamente.



2ª FALSEDAD: El proyecto sí fue descartado en Andalucía y Cataluña
Dice Gibacars que “resulta manifiestamente contrario a la verdad” que su proyecto haya sido rechazado en Andalucía y Cataluña. La hemeroteca no engaña y recoge los tumbos dados por Gibacars en Cataluña, donde el proyecto tuvo su arranque en la localidad barcelonesa de Palau-solità i Plegamans con la intención de instalarse en la fábrica en la planta de Yamaha, algo que no sucedió. La segunda intentona es en Linares (Jaén), donde estaba la factoría de Santana, cuestión que tampoco sale adelante, lo que motiva que vuelva a hablarse del proyecto en Martorelles (Barcelona) en la planta de Derbi para acabar en Santa Oliva (Tarragona), donde el grupo inversor dice haber adquirido una antigua nave de Intermarché. La línea común del fracaso en todas las localidades parece ser la falta de acuerdo con propiedades y, principalmente, administraciones públicas. Y cuando todo parecía hecho en Santa Oliva (febrero de 2013), diferencias por “falta de ayudas” de la Generalitat (como reconoció el señor Miró al diario La Tribuna) sacan a la luz el nombre de Almansa (Albacete), donde parece haber acuerdo en otra nave de Intermarché para desarrollar parte del proyecto, que se partiría entre ambos municipios con idénticas promesas de inversión y empleo. En Almansa el apoyo institucional es total, especialmente por parte del alcalde, el popular Francisco Núñez, quien parece ser el responsable de la implicación en el mismo tanto de la presidenta autonómica, María Dolores Cospedal, como del ministro de Industria, José Manuel Soria.

3ª FALSEDAD: Sí fue detenido y encarcelado en Brasil
Del mismo modo, aseguran que “es falso que el señor Joan Llagostera Baseiría haya traficado con armas ni que la policía brasileña le incautase arma alguna…” ELPLURAL.COM en ningún momento habló de que Llagostera fuera juzgado y condenado por tráfico de armas. No, dijimos que fue detenido por tráfico de armas, al encontrar en el yate Gibaone de su propiedad un número determinado de armas. Lo dijimos y lo mantenemos, porque no solo fue detenido, también fue encarcelado, aunque él mantiene que ha sido absuelto. Y para refrendar lo que dijimos y decimos aportamos el documento de su detención, encarcelamiento e investigación por “la supuesta práctica del crimen de tráfico internacional de armas” (ver documento). El rastro del procedimiento judicial puede consultarse en la página http://www.jusbrasil.com.br bajo el número de procedimiento 12916-55.2010.4.01.3200.

1º HECHO: ¿Quiénes son los responsable de Gibacars?
Demostrado lo dicho, queda probado también que buena parte de lo que rodea tanto del historial de Joan Llagostera como del cuerpo del proyecto de fabricación de coches y del entramado de empresas despierta dudas continuas: nombres, capital, propiedades, direcciones y teléfonos de contacto…Y es que el señor Llagostera, además de ser detenido y encarcelado en Brasil, también fue inhabilitado en España por 5 años para administrar bienes ajenos, ya que el día 27 de noviembre de 2014 aparece publicada en el BOE dicha inhabilitación. Pero no solo eso, su segundo de abordo, Antonio Miró, fue  condenado a 8 meses de prisión en el año 2003, por un delito de alzamiento de bienes. El 10 de octubre de 2005 fue indultado (ver BOE).

2º HECHO: ¿Por qué el yate tiene el mismo logotipo?
¿Qué pinta el nombre del yate Gibaone en el entramado empresarial? No olvidemos que la “empresa” de Almansa recoge un apartado bajo el epígrafe Gibaone 300 donde cabe el famoso call center, Baseiría Center Almansa. Yate, por cierto, que está a la venta por el módico precio de 8 millones de dólares y que, según la policía brasileña transportaba las armas, aunque su propietario lo alquilaba para cruceros de placer por el Amazonas. Si a nuestros lectores les interesa adquirirlo solo tienen que dirigirse a este enlace:

http://www.worldsuperyacht.com/yacht/giba-one

3º HECHO: ¿Dónde está la maquinaria de la empresa?
Según los datos que aparecen en la Oficina Española de Patentes y Marcas, el registro en España de la denominación GIBA pertenece a una empresa dedicada a servicios de peluquería. A nivel internacional y con validez en España aparece registrada la marca GIBA y su logotipo, el mismo que aparece en la proa del citado yate, por la empresa Clipic Motos SL, siendo el representante de la misma el despacho de abogados Barroso Hernández de Barcelona. El vehículo fue diseñado en el año 2015 por la empresa Eddadesign, por encargo de la mercantil Clipic Motos, ya que la ficticia fábrica de Tarragona y Almansa no existe; no hay maquinaria para el montaje de coches; no se cuenta con infraestructura adecuada; no está preparada para albergar de forma inmediata el proyecto que Giba vendió a Cospedal y al ministro Soria, cuando en realidad es humo empresarial.

4º HECHO: ¿Un call center, para vender qué?
Y es que todo esto parece puro teatro, pura escenografía, puro decorado de cartón piedra que juega, lamentablemente, con la ilusión de cientos de personas que se han presentado a las pruebas de selección para trabajar en la nave de Almansa en un call center, el llamado, como hemos dicho, Baseiría Center-Almansa. ¿Pero qué van a vender los operadores si no hay coches? ¿Pero a quién atenderán los teleoperadores si no existe la fábrica ni en Almansa ni en Tarragona? ¿Dónde están los equipos tecnológicos que usarán esos hipotéticos 250 operadores de “inmediata” contratación? Los responsables de Giba deberían dar explicaciones.



5º HECHO: ¿Qué tiene que ver el PP con el supuesto negocio?
Y no solo los responsable de Giba deberían responder a todos estos interrogantes, también el presidente de la Diputación de Albacete y del PP provincial, así como alcalde de Almansa, Francisco Núñez, verdadero muñidor y “director” a la sombra del proyecto, debe explicar la participación de la madre de su concejal de Urbanismo en este sospechoso negocio. ¿Por qué el PP ocultó que Isabel Roselló es consultora y socia de Giba? Ahora entendemos que su hijo y responsable de Urbanismo, Javier Sánchez Roselló, asegurase hace unas semanas que estaban “acentuando el esfuerzo y el trabajo que desde el Ayuntamiento se están realizando para la implantación de la empresa en la ciudad de Almansa”.

CONCLUSIÓN: El proyecto Gibacars tiene más sombras que luces. A nadie se le escapa las “rareza” que acompaña al mismo, porque nadie puede entender que desde la absoluta nada se realice un montaje de miles de vehículos, se contrate a miles de trabajadores y que todo esto no haya adquirido dimensiones desproporcionadas por la cercanía de las elecciones municipales. De ahí que UGT lamente que todo pueda ser “un pelotazo electoral”, o que CC OO exija “tanto a la presidenta Cospedal como al presidente de la Diputación y alcalde de Almansa una cumplida explicación de todos estos preocupantes extremos”. Aunque para el Gobierno de la secretaria general del PP es un “buen proyecto”. Y qué mejor que el propio video corporativo de Gibacars para comprobar que, hoy por hoy, estamos ante una ilusión empresarial basada en maquetas y en agradecimientos a Cospedal y los suyos. Y nada más.