En España está dando que hablar la iniciativa del Gobierno italiano por la que regalará 500 euros a los jóvenes que cumplan 18 años este año para que los destinen a cultura. Andrea Levy, uno de los reclamos que utiliza el PP para dirigirse a los votantes más jóvenes, ha intentado hacerse la 'enrollada' difundiendo en Twitter la iniciativa y aplaudiéndola. Levy seguramente desconocía que el Gobierno de Mariano Rajoy, cuando José Ignacio Wert era ministro de Educación, rechazó la propuesta de crear un bono parecido en España para reactivar el sector cultural.


La discusión en torno a las "cagaditas" de Levy
Aunque podía reprocharle el oportunismo o la contradicción de aplaudir algo que su partido rechazó, otro tuitero le ha afeado el uso del verbo "regalar" al hablar del bono, aludiendo a la información que adjuntaba Levy en su comentario. El economista Daniel Lacalle, aquel al que Esperanza Aguirre tentó durante las últimas municipales para que se incorporara a su equipo, ha salido en defensa de Levy pero sin entrar en el meollo de la cuestión, simplemente recordando que "regalar" no había sido utilizado por la dirigente popular. Y ahí irrumpió el siempre polémico Hermann Tertsch para explicarle a Lacalle que si se dedica a limpiar "las cagaditas" de Levy va a ser un trabajo duro. 

Levy ha seguido defendiendo su postura y lamentando la "mala educación" de algunos, mientras que Terstsch replicaba hablando de falta de humor en las "jóvenes cachorras" del PP.