La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, recibe a Su Alteza Real la Princesa de Asturias que presidió la inauguración de la Residencia para personas mayores El Greco. (Foto: H. Fraile // JCCM) La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, recibe a Su Alteza Real la Princesa de Asturias que presidió la inauguración de la Residencia para personas mayores El Greco. (Foto: H. Fraile // JCCM)



Da igual. Es lo mismo. No importa que un centro de mayores esté operativo desde la pasada primavera, ni que sus puertas se abrieran hace seis meses a los residentes, lo importante es la foto y el acto de corte de cinta que todo político que se precie como tal “jamás” debe eludir, máxime si en esa pantomima, celebrada en la mañana de este martes en Toledo, participa la Princesa de Asturias, cuyo compromiso adquirido el pasado mes de julio, que no pudo cumplir por el accidente ferroviario de Santiago de Compostela, debería haber caducado ya por mucho que se empeñara María Dolores Cospedal y por muchas presiones que haya ejercido ante la Casa Real para que la posible futura Reina de España posara junto a ella en este acto reinaugural, empañado ya no solo por lo inapropiado del momento sino por la decisión de la Plataforma de la Dependencia de Castilla-La Mancha de llevar ante el Tribunal Superior de Justicia al Gobierno presidido por la neoconservadora Cospedal.

La primera residencia de Cospedal
Y es que después de dos años y medio de salvajes recortes, Cospedal necesitaba un acto solemne para poner en valor el centro “El Greco”, primera residencia construida por la Junta de Comunidades que preside la también secretaria general del PP, con la colaboración de capital privado, claro está. María Dolores Cospedal ha aprovechado para subirse al carro de la realeza que ella cree popular y rentable, asegurando que su Ejecutivo “comparte con la Corona el deseo e interés de satisfacer las carencias de aquellos que más lo precisan”, para seguidamente añadir, “nuestra región está preparada para atender las necesidades de las personas mayores”.

Traslado masivo de enfermos de alzheimer
Días antes de que Cospedal paseara con Letizia por las dependencias de “El Greco”, familiares de residentes, enfermos de alzheimer, denunciaban el traslado forzoso de sus parientes y el desmantelamiento paulatino de la residencia “San José”,  que ocupaban con anterioridad y totalmente pública, y que la Diputación presidida por el pluriempleado diputado nacional del PP, Arturo García-Tizón, con la inestimable ayuda de la Junta dirigida por Cospedal, según denuncian los socialistas.

Los dependientes responden
Mientras que Cospedal pronunciaba esas contradictorias declaraciones, la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha presentaba un recurso contencioso-administrativo contra la última Orden publicada por el Gobierno castellano-manchego que regula estas prestaciones. Según declaraciones a ELPLURAL.COM del portavoz de los dependientes, José Luis Gómez-Ocaña, se trata de la primera iniciativa judicial llevada a cabo en todo el Estado español “ante los desmanes que se están perpetrando con las nuevas legislaciones que en materia de dependencia están publicando los gobiernos del Partido Popular, y en especial el presidido por la señora Cospedal”. (Ver recurso).

 La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, recibe a Su Alteza Real la Princesa de Asturias que presidió la inauguración de la Residencia para personas mayores El Greco. (Foto: H. Fraile // JCCM) La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, recibe a Su Alteza Real la Princesa de Asturias que presidió la inauguración de la Residencia para personas mayores El Greco. (Foto: H. Fraile // JCCM)



Un “tijeretazo del 32%”
Menos mal que Cospedal comparte con la Zarzuela “satisfacer las carencias de los más necesitados”, como ha dicho ante Letizia, porque de otra forma los dependientes lo tendrían todavía, si cabe, aun peor. Gómez-Ocaña reconocía a este periódico que  “el recurso administrativo es el sustento legislativo en el que se basa el brutal recorte en los presupuestos para 2014 en los que se puede comprobar cómo la partida se reduce a 96 millones de euros, lo que supone un hachazo de más de 16 millones de euros con respecto al año 2013 y más de 46 con respecto a 2012, es decir un tijeretazo de más del 32%”, denuncia.

“Que le cuente a Letizia la verdad”
Y es que Cospedal podrá hablar de muchas cosas, la mayoría nunca acertadas, pero no puede reivindicar el mantenimiento del Estado del Bienestar, ya que ella y su partido, según el PSOE, están desmantelándolo sin miramientos. En este sentido, la portavoz de los socialistas toledanos, Esther Padilla, denunciaba el mismo día de la visita de la Princesa de Asturias que la presidenta Cospedal destina para reformas en los centros de educación especial de toda la región 100.000 euros, “menos de lo que se va a gastar en cambiar el mobiliario de Presidencia y menos de los 177.000 euros que va a destinar a cambiar el parque móvil”, añadía, “Cospedal ha tenido una oportunidad magnífica para contársela a toda España y a la Princesa, a quien tenía que haber llevado al centro base y explicarla delante de los padres lo que está haciendo con los chicos y chicas de educación especial”, para seguidamente exigirla que rectifique y “reponga las actividades, las terapias que ha quitado a los niños dependientes, que vuelva a contratar a los profesionales de apoyo necesarios y que pongan inmediatamente el transporte con los mínimos de seguridad y traslado digno que se merecen”.