Aunque Rosa Lluch no ha querido hacer más declaraciones al respecto, su hermana Eulàlia ha opina en declaraciones a Catalunya Ràdio que la nueva etapa que viene ahora ha de hacerse con "mucha calma y tranquilidad" y debe dejarse en manos de "la gente que es profesional en resolver temas de esta índole".

"No somos objetivas"
Sobre la posición de las víctimas, Eulàlia cree que "no somos objetivas". "Se nos ha de tener en cuenta en el momento en que se tiene que reconocer que hay unas víctimas, pero nosotros no podemos intervenir en este proceso", ha concluido.

Generosidad
Una posición similar ha mantenido el sobrino de Lluch  y vicepresidente de la Fundación Ernest Lluch, Enric Lluch, quien ha hablado con ComRadio para asegurar que las víctimas no han de influir en el proceso porque tienen "muy a flor de piel" el problema del terrorismo y duda que puedan "tener la cabeza fría para poder articular discursos más allá de lo que uno siente interiormente". Lluch también ha asegurado que tras el anuncio de ETA "el acercamiento de los presos al País Vasco desde el punto de vista legal es impecable y se ha de pedir una cierta generosidad de las personas".

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=PF5BsocnNQ4[/youtube]
Ernest Lluch se enfrenta a partidarios de ETA durante un mitin en San Sebastián en 1999

Asesinato de Lluch
El asesinato de Ernest Lluch a manos de ETA, en el año 2000, causó una gran conmoción en la sociedad catalana ya que se había distinguido por su apuesta por el dialogo ante el conflicto vasco, y la respuesta fue una de las mayores manifestaciones que se han visto nunca en Barcelona.