La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante una rueda de prensa el pasado lunes. EFE



La Cátedra Complutense "Memoria Histórica del siglo XX" renuncia a asesorar al Ayuntamiento de Madrid para elaborar su Plan Integral de Memoria por “la incapacidad de la institución para garantizar las condiciones mínimas para desarrollar un trabajo profesional y sosegado, como requiere toda investigación científica”.

Así lo asegura el Consejo Ejecutivo de la Cátedra en un comunicado a la Agencia Efe, con el que, además, quiere desmentir las “múltiples propuestas” sobre el cambio de nombres de calles o monumentos “que son falsas”.

La universidad madrileña se refiere a la información publicada este miércoles en la que se decía que había un listado provisional de 256 calles “franquistas” preparado por la Cátedra, que incluía espacios con nombres como los de Salvador Dalí, Santiago Bernabéu o Josep Pla.

Ayer mismo, la alcaldesa Manuela Carmena se apresuró a negar tener conocimiento de este listado calificando que se quitasen esos nombres de “disparate”.

“Hasta ahora, la actitud de este Consejo Ejecutivo ha sido la de trabajar sin entrar a desmentir todas y cada una de las barbaridades que se atribuyen a la Cátedra”, añade el comunicado, que asegura que en el listado de 256 nombres parecen personas “no sólo de talla universal, sino además claramente alejados de las atrocidades cometidas en la dictadura”.

Crítica a Carmena
Desde la Complutense también se reprocha directamente a Manuela Carmena que “sin cuestionar la información” haya descargado sobre la Cátedra “la responsabilidad sobre los disparates que tal lista contiene”.

Según afirma el Consejo Ejecutivo de la Cátedra, la información publicada y las declaraciones de Carmena sobre ella “suponen un punto y final a nuestra capacidad de silencio y discreción”, debido al “enorme daño” que lo publicado produce “en el prestigio institucional de la Universidad Complutense y en el personal de los integrantes de este Consejo”.

Fuerte presión mediática
Los investigadores de la Cátedra comenzaron a trabajar en este tema a finales de diciembre, y “desde el primer momento ha habido una gran presión mediática y se ha generado un exceso de especulaciones sobre este trabajo, posibilitados, entre otros factores, por la utilización precipitada por parte del Ayuntamiento de Madrid de los primeros avances del citado equipo de investigación”.

“En concreto”, señalan desde la Complutense, “provocó numerosos malentendidos la publicación de una relación de 30 calles que el Equipo de Investigación iba a someter a una primera valoración", sigue explicando.

Además, asegura que la Cátedra sólo ha emitido dicho documento con el listado de 30 calles, “ningún otro” más, y afirma no tener “nada que ver” con la retirada de placas o el movimiento de monumentos que realizó el Ayuntamiento recientemente.