Mariano Rajoy no ha tenido una votación tranquila, hoy, en el colegio de Aravaca (Madrid) donde varios representantes de Ahora Madrid llevaban credenciales con la foto de su candidata, Manuela Carmena. A su salida, el presidente del Gobierno fue despedido entre gritos de "fuera, fuera" y pitidos por algunas personas, y por aplausos de interventores y simpatizantes de su partido.

El PP lo denuncia ante la junta electoral
Los interventores del PP han denunciado ante la junta electoral de zona a los de Ahora Madrid por llevar credenciales en las que aparece la foto de  Carmena. La junta les ha dado la razón y, según fuentes populares citadas por EFE, ha comunicado a los presidentes de mesa que podían obligar a los representantes de Ahora Madrid a quitarse dichas acreditaciones, y si no lo hacían, pedir a la policía que los echase del colegio.

Los interventores de Ahora Madrid mantuvieron sus credenciales
Cuando Rajoy ha llegado al colegio electoral, eran varios los representantes de Ahora Madrid que todavía portaban las credenciales con la foto de Carmena, aunque algunos otros ya se la había quitado ante el aviso de los populares. Sin embargo, ni en el rato en que los medios esperaban a Rajoy ni durante su paso por el colegio electoral para votar se ha visto a agentes de la policía pidiendo a los interventores que se quitasen las credenciales, ni tampoco que salieran del recinto, aunque el PP espera que lo hagan ahora si sigue habiendo alguien portando la foto.

A la entrada de Rajoy a la sala donde estaban las mesas, varios representantes de Ahora Madrid elevaban sus carpetas con el logotipo de esta candidatura para que se vieran en las imágenes.