La entrevista de Mariano Rajoy en Espejo Público de Antena 3 ha deparado varias de esas frases confusas o directamente mal expresadas que tanto prodiga el presidente en funciones. 'Regalos' que las redes no han desprovechado. Uno de esos momentos ha llegado cuando Rajoy se ha mostrado emotivo a la hora de defender la presunción de inocencia de sus compañeros del PP investigados por corrupción. "Somos sentimientos y tenemos seres humanos", ha resumido.

Pero el momento que más estupor ha generado ha llegado con una desafortunada comparación. A la hora de expresar su dolor porque le hayan declarado persona non grata en Pontevedra (después de que el Gobierno alargara la vida útil de una fábrica que contamina la ría) alertó de que "ni Hitler ni Stalin fueron declarados persona non grata" en la ciudad gallega. El paralelismo no ha caído en saco y se están recogiendo firmas para que los dos dictadores hagan compañía a Rajoy a la hora de compartir ese demérito.