El rey Felipe VI es apludido a su llegada a la inauguración del XVII Congreso Nacional de la Empresa Familiar uno de los principales foros económicos del país. EFE El rey Felipe VI es apludido a su llegada a la inauguración del XVII Congreso Nacional de la Empresa Familiar uno de los principales foros económicos del país. EFE



No se libraron este martes de las críticas de los empresarios representados por el Instituto de Empresa Familiar, reunidos en Alicante, ni el Gobierno de Rajoy, ni el líder de la oposición, Pedro Sánchez, aunque la peor parte se la llevó Podemos. El presidente de Pikolin y alto directivo del citado organismo, Alfonso Soláns,  afirmó sobre la formación de Pablo Iglesias que “ahora parece que los que vienen no son nuestros, que los que vienen son los de 'Jorobemos'”.

La propuesta de Sánchez de gravar más el patrimonio
El presidente de Pikolin Grupo, Alfonso Solans, había criticado antes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por proponer, en su intervención, un día antes, recuperar el impuesto de patrimonio e imponer más gravámenes a quienes tienen mayores rentas.

El "fatídico" impuesto de sucesiones
En una de las mesas redondas en la clausura del XVII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, Solans ha censurado la propuesta de Sánchez, que defendió establecer un "mínimo homogéneo" común en todas las comunidades autónomas del impuesto de sucesiones y donaciones, así como revisar las deducciones fiscales para que apoyen más a las pymes y menos a las grandes empresas.

"El fatídico impuesto de sucesiones. Lo veo absurdo en todos los órdenes, pagas por comprar, por crear, por mantener y encima pagas por trasmitir. Que me perdone Pedro Sánchez, pero no comulgo en absoluto con varias de las ideas que dijo ayer", porque suprimir el impuesto de transmisión ha sido “el logro mayor” que han logrado las empresas familiares, dijo Solans, que fue aplaudido por el resto de empresarios.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez a su llegada al auditorio de la Diputación de Alicante para asistir al la inauguración del XVII Congreso de la Empresa Familiar que se celebra en esta ciudad y que preside el Rey Felipe VI. EFE El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez a su llegada al auditorio de la Diputación de Alicante para asistir al la inauguración del XVII Congreso de la Empresa Familiar que se celebra en esta ciudad y que preside el Rey Felipe VI. EFE




"Virgencita, que me quede como estoy"

Ante la posibilidad de un cambio de gobierno el próximo año, el presidente de Pikolin ha asegurado: "Virgencita que me quede como estoy. Que no nos vengan ahora, como insisto con lo de ayer, que puedan cuestionar que el trato preferencial a los ricos no es adecuado".

"Que vienen los de 'Jorobemos'"
Pero Solans no se quedó en las críticas a Sánchez y también cuestionó a Podemos: "Cuidado que vienen los nuestros. Es una frase que me da horror. No quiero ser más detallista. Aunque ahora parece que los que vienen no son nuestros, que los que vienen son los de 'Jorobemos'", añadió con ironía el empresario.

Críticas a Rajoy 
Mariano Rajoy tampoco se libró de ser cuestionado. En una votación el día antes, los empresarios suspendieron el grueso de las reformas económicas de su Gobierno. El presidente tuvo que escuchar este martes que el director adjunto del IEF, Jesús Casado, le trasmitiera la opinión negativa de los miembros del Instituto: hasta ocho de 13 reformas impulsadas por el Ejecutivo recibieron un suspenso de los 500 asistentes, según adelanta El Mundo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d) y el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra (i) a su llegada al acto de clausura del XVII Congreso de la Empresa Familiar donde expone ante los empresarios su prespectiva de la situación económica. EFE El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d) y el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra (i) a su llegada al acto de clausura del XVII Congreso de la Empresa Familiar donde expone ante los empresarios su prespectiva de la situación económica. EFE



Sólo el 1% de los asistentes cree en una recuperación rápida y significativa del empleo. Entre las reformas que peor encajan los empresarios están la energética, el aumento de la presión fiscal a las empresas y la reforma de la Administración pública.