Belen Martín con una pancarta. Foto publicada por la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C en Twitter Belen Martín con una pancarta. Foto publicada por la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C en Twitter



La mujer de un paciente de hepatitis C mantiene desde el viernes pasado una huelga de hambre en el Hospital Ramón y Cajal para exigir que su marido obtenga el tratamiento que le ha sido prescrito por el especialista. La Plataforma de Afectados de Hepatitis C se hace eco en su cuenta de Twitter de la situación de esta familia y denuncia que nadie desde la Consejería de Sanidad o el Ministerio se han puesto en contacto con ellos.

La situación es crítica
Belén Martín, de 43 años se ha rebelado después de ver cómo su marido, de 47 años empeoraba. Según explicó en declaraciones a El País, "el virus ha atacado los riñones y el bazo, y apenas tiene plaquetas"; además, "tiene sangre en la orina y se despierta con la boca llena de coágulos".

Indignación por las palabras de Ana Mato
En declaraciones a los medios, recogida por Europa Press, Belén aseguró que el Ministerio de Sanidad les "prometió" el tratamiento a principios de octubre y aún no ha recibido la autorización. Según explicó, lo que le llevó a dar el paso definitivo que le ha llevado a ponerse en huelga de hambre ha sido la "indignación" al escuchar a la ministra de Sanidad, Ana Mato, que "los enfermos están tomando el medicamento con total normalidad", situación que "no es cierta".

La hija de Saturnino sostiene una pancarta en la que refleja su impotencia. Foto: Plataforma de Afectados por la Hepatitis C en Twitter La hija de Saturnino sostiene una pancarta en la que refleja su impotencia. Foto: Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, publicada en Twitter



Medicamentos para 4.900 tratamientos, pero hay 300.000 enfermos
El especialista le ha prescrito un tratamiento con el fármaco Sovaldi, que junto a otros medicamentos puede curar la hepatitis C en un 97% de los casos, pero el fármaco no está disponible para su compra en farmacias.

La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C ha explicado en un comunicado en Facebook que el Ministerio destinó una partida de 125 millones de euros para la compra de Sovaldi, que cubriría unos 4.900 tratamientos, pero en España hay cerca de 300.000 pacientes con esta enfermedad. Esta organización denuncia que no se suministra el fármaco porque se está a la espera del Informe de Posicionamiento Terapéutico (IPT).

Al Gobierno no le conviene hacerlo público
Ese informe se necesita para que el Sovaldi pueda ser incorporado al Nomenclátor, que es administrado a estos enfermos. Según apunta la plataforma, el retraso en la publicación del informe se debe a que éste es “tan sumamente restrictivo que el Gobierno está buscando la fecha que menos le perjudique”, ya que "prevén que una vez salga a luz el informe las movilizaciones de los afectados por la hepatitis C van a ser inmediatas”.

Sobre la batalla que libra Belén con el apoyo de la plataforma ésta ha advertido de que "está en juego la vida del enfermo”, y ha reprochado que ni desde el Ministerio de Sanidad ni de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid se han puesto en contacto con la familia.