La presunta financiación irregular del PP vuelve a estar en el ojo del huracán, y en el de la Justicia, según se van revelando datos de la investigación sobre la trama de Alfonso Rus en la Comunidad Valenciana. Según publican este viernes El País y El Mundo, el partido habría usado la red corrupta para pagar su sede y actividades del partido a cambio de favores en adjudicaciones, por las que los dirigentes implicados exigían a los empresarios comisiones entre el 3% y el 5%.

El mismo modus operandi que la Gürtel
La forma de operar era parecida a la de la trama Gürtel. Hay que recordar que también este entramado financió, presuntamente, sedes del PP como la central, en Madrid, en La Rioja o Galicia.

Comisiones del 3% y hasta el 5%
Fuentes próximas a la investigación, citadas por El Mundo, aseguran que la trama de Rus se repartía comisiones entre un 3% y un 5% por las adjudicaciones. Una parte de ese dinero también habría servido para financiar al partido, sobre todo los fondos procedentes de constructoras como Cleop o Lujan.

El contrato de 32 millones
A cambio de los favores al partido, Alfonso Rus habría compensado a uno de los propietarios, Vicente Cuquerella, con un contrato de 32 millones de euros en césped artificial. El expresidente de la Diputación de Valencia fue quien negoció directamente en 2006 los detalles del contrato con el empresario. Además, la trama habría presionado a las constructoras para que compraran los productos de Cuquerella si querían seguir trabajando con la Diputación.

Alfonso Rus aprobó, desde 2008 hasta 2014, adjudicaciones por 32 millones de euros en reformar más de 100 instalaciones deportivas de la provincia. Los 32 millones se repartieron en cinco lotes distintos, que la Diputación licitó por separado a medida que los alcaldes firmaban convenios singulares para que la institución les financiara hasta un 60% de la inversión según el tamaño de cada localidad.

Cada contrato se adjudicó a una constructora concreta y a Vicente Cuquerella, a través de la empresa Hermanos Domenech de Muro de Alcoy, con sede en Alicante.

La red pagó mítines de Rajoy y Camps
Las adjudicatarias beneficiadas por la trama de Rus prestaban, presuntamente, servicios al partido, como el transporte en autobuses de militantes a la plaza de toros de Valencia, donde se celebraban los grandes mítines en campañas del partido, que tuvo como protagonistas a Mariano Rajoy y Francisco Camps.