El tiro le puede salir por la culata al Partido Popular, Ciudadanos, Podemos e Izquierda Unida, que no han querido apoyar la investidura de Susana Díaz en Andalucía. El PSOE no sólo no volvería a ser la lista más votada, si se celebraran una segunda vuelta, sino que subiría casi dos puntos hasta conseguir al 37,1% de los votos, según un sondeo de El País.

Castigo al PP
El Partido Popular, en cambio, descenderá del 26,8% al 20%, mientras que Podemos obtendría el mismo número de votos que en las recientes elecciones, lo mismo que Izquierda Unida. Ciudadanos sí se vería beneficiado y pasaría del 9,3% de los votos al 15,5%.

El electorado parece castigar más al PP por su negativa a negociar con los socialistas, algo que sí han hecho formaciones como Ciudadanos y Podemos, aunque no hayan llegado a un acuerdo.

Desacuerdos no insalvables
La mayoría de los votantes de estos últimos partidos creen que su negativa a posibilitar la investidura de Susana Díaz es consecuencia de su temor a ser castigados en las elecciones municipales y autonómicas del próximo 24 de mayo. El 58% de los votantes de Podemos y el 70% de los de Ciudadanos comparte esta idea, que no ve "insalvables" los desacuerdos con la presidenta andaluza.

Según esta encuesta, a los andaluces no les importa volver a acudir a las urnas e, incluso, la participación crecería entre 3 y 4 puntos en relación a la que se registró el pasado 22 de marzo